Avance: declara testigo por desaparición de Cash

Edición Impresa

La Policía de Santiago del Estero busca en la localidad de Pampa de los Guanacos a un hombre que fue visto por una comerciante con una joven parecida a María Cash, la chica porteña desaparecida desde el 8 de julio pasado en el norte argentino.

El hombre es un cobrador que, desde que una comerciante avisó que lo había visto acompañado supuestamente por María Cash, desapareció de los lugares que frecuentaba, según informaron ayer fuentes de la Policía local.

Si bien en un primer momento se pensaba que el cobrador, llamado Fabián, reside en la localidad de Taco Pozo, a 150 kilómetros de Pampa de los Guanacos, se supo, al avanzar la investigación, que en realidad es oriundo de la ciudad salteña de Metán y pasaba periódicamente a realizar una cobranza por el comercio de la denunciante.

En la búsqueda del cobrador se encontraban, además de efectivos de la Unidad Regional de Quimilí, la División Trata de Personal de la Policía santiagueña, que está abocada en colaboración con fuerzas de otras provincias en los rastrillajes tendientes a dar con la

joven. La comerciante, llamada Magdalena Corso, aseguró que el lunes 18 vio a la joven de 29 años junto a un cobrador que llegó en moto, y cuando se fueron de su negocio, el muchacho le dijo: «Vamos, mi amor».

Si bien la denuncia es una de las muchas recibidas tanto por la familia Cash como por la Policía de al menos cinco provincias, por la búsqueda de la joven de profesión diseñadora, la repentina ausencia del cobrador llama la atención, en particular sobre los dichos de Corso.

Cuando el lunes siguiente, 25 de julio, el cobrador se presentó solo en su comercio, la mujer lo interrogó. «No quiero que te ofendas, pero esa chica que el lunes pasado estaba con vos, ¿de dónde es?», le preguntó al cobrador, quien en un primer momento dijo que provenía de la ciudad chaqueña de Sáenz Peña.

No obstante, la comerciante mostró su desconfianza y el joven cambió la respuesta, al indicar que la muchacha en realidad era de su «pago».

Dejá tu comentario