Bajan los subsidios y crecen transferencias a provincias

Edición Impresa

Las jurisdicciones más favorecidas son Buenos Aires y CABA, que concentran casi el 30% de las asignaciones. Son datos de la Asociación Argentina de Presupuesto.

Entre enero y agosto, como consecuencia de los aumentos de tarifas en gas, electricidad y AySA, los subsidios económicos sumaron $122.819 millones, lo que significa $22.300 millones o un 15,4% menos que en igual período de 2016. Así lo reveló ASAP en un informe que también indica que en el mismo período las transferencias corrientes y de capital destinadas a provincias y municipios totalizaron cerca de $92.360 millones, lo que constituye un 52,9% más que el monto devengado en el mismo período de 2016 ($31.900 millones más aproximadamente).

Este gasto resulta muy llamativo aunque también es cierto que cerca de un 60% del incremento de los gastos de los ocho primeros meses ($189.100 millones aproximadamente) se concentra en el Ministerio de Trabajo, debido a la alta incidencia del gasto previsional, administrado por la ANSeS. El documento también destacó que los intereses de la deuda pública totalizaron la suma de $163.300 millones, un 66,4% más que en ocho meses de 2016, con un fuerte incremento del 254% en agosto.

En lo que se refiere a las transferencias a provincias, ASAP afirmó que en agosto continuó registrándose una desaceleración con un incremento del 16,1% frente al 71% del primer semestre en términos interanuales. También indicó que casi el 30% de las transferencias se concentraron en la Provincia de Buenos Aires, con el 20,0%, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el 9,5%.

En términos porcentuales, el documento mostró que las provincias que sumaron más recursos, son Neuquén (113% más), Ciudad de Buenos Aires (106%más ), Provincia de Buenos Aires (93% más ), Jujuy (74% más ), Tucumán (73% más ), Mendoza (70% más ), Misiones (66% más ), San Luis (66% más ), y Catamarca (63% más).

Dentro de los subsidios económicos, los destinados al sector energético retrocedieron un 24,5% interanual entre enero y agosto, habiéndose devengado una suma cercana a los $71.000 millones ($23.000millones menos que en igual período de 2016).

En energía, las asignaciones destinadas a CAMMESA, que financia el suministro eléctrico, sumaron $38.900 millones menos que un año atrás ($35.000 millones con una caída del 53% interanual.)

Como contrapartida, afirmó el informe, se gastaron casi $17.800 millones en el denominado "Plan Gas", que contrastan con los $5.850 millones que devengó el programa en igual período del año 2016. También se destinaron $7.000 millones a ENARSA, con una reducción del 16%, $3.900 millones al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos con un alza del 36,3% , más de $2.900 millones a empresas privadas por Formulación y Ejecución de Política de Hidrocarburos (frente a $300 millones de igual período de 2016), $2.600 millones a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (18% más) y cerca de $1.270 millones al Fondo Fiduciario para Consumos Residenciales de Gas ($120 millones en igual período de 2016), que financia los subsidios al consumo residencial de gas de la región patagónica y otras zonas frías.

Los subsidios al transporte promediaron un incremento del orden del 12,6% interanual en el acumulado del año. Se devengaron $46.200 millones ($5.100 millones más), principalmente en dos grandes grupos, transporte automotor y ferroviario y, con una incidencia muy inferior, el transporte aerocomercial.

Las asignaciones para el transporte automotor sumaron $25.100 millones (8,9% más) , y se destinaron mayormente al Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte ($21.100 millones , un 18%más ), que tiene a su cargo las compensaciones a colectivos y micros de media y larga distancia, y con una participación mucho menor, a empresas petroleras para el financiamiento de combustible. Por su parte, las asignaciones para el transporte ferroviario sumaron cerca de $17.700 millones (21,1% más). En tanto, Aerolíneas Argentinas recibió $1.990 millones con una caída en del 40,6% en las asignaciones.

Dejá tu comentario