Ban Ki-moon en campaña; esperan apoyo por Malvinas

Edición Impresa

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llega a Buenos Aires procedente de Colombia para una visita oficial de dos días a la Argentina. La gira proseguirá en Uruguay para conversar con el presidente José Mujica y, por último, llegará el jueves a Brasil para reunirse con Dilma Rousseff. El tour del surcoreano está signado por la búsqueda de apoyos luego de que diera a conocer su postulación para un segundo mandato al frente de la organización internacional (2012-2016). En un quid pro quo, Cristina de Kirchner intentará obtener una definición pública del secretario general sobre la cuestión Malvinas. Desde 2007 -la nota fue presentada por el embajador Jorge Argüello- el Gobierno nacional espera que se concrete el pedido de gestión de buenos oficios de Moon en favor de que el Reino Unido retome las negociaciones por la soberanía de las islas Malvinas. Una decisión multilateral reciente lo pone en jaque: la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) clausurada el 7 de junio pasado en El Salvador emitió en su declaración final un llamado a Gran Bretaña para que reanude las conversaciones por el litigio. El documento contó con la adhesión de todos los países miembros, inclusive los Estados Unidos.

Un voto claro para leer bien cuál es el tipo de relación entre Buenos Aires y Washington (es decir que son buenas más allá de la pirotecnia).

Almuerzo

Hoy al mediodía la Presidente lo recibe en la Casa Rosada junto con Argüello, embajador ante las Naciones Unidas, y luego el gabinete de ministros e invitados especiales compartirán un almuerzo en la sede del Gobierno nacional.

El secretario de la ONU solicitó una visita guiada por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos, conocido como Museo de la Memoria, que funciona en la ex Escuela de Mecánica de la Armada. El acto está programado para las cuatro de la tarde y será percibido como una señal hacia un sector vapuleado por el escándalo del caso Schoklender. La incógnita es si Hebe de Bonafini acompañará al anfitrión Eduardo Luis Duhalde en la recorrida de Moon por la ESMA.

Mañana, durante la visita al Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (Caecopaz), ubicado en Campo de Mayo, Moon se reunirá con el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, y con su par de Chile, Andrés Allamand. Firmarán el memorando de entendimiento que formaliza la puesta a disposición de Naciones Unidas de la fuerza de paz binacional Cruz del Sur a partir de 2012. Este trámite había quedado inconcluso en 2010 porque Nilda Garré, entonces a cargo del ministerio, desistió de viajar a la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Dejó plantado al chileno Jaime Ravinet, juntos iban a presentar el esquema militar binacional al subsecretario de Operaciones de Paz de la ONU, Alain LeRoy. El episodio tuvo que ver con la decisión del presidente Sebastián Piñera de permitir que un navío de guerra británico proveniente de las Malvinas participara de una feria militar en Valparaíso, Chile. Por último, el canciller Héctor Timerman agasajará al funcionario con un almuerzo en el Palacio San Martín; allí ofrecerá un discurso a los diplomáticos y se espera un gesto de apoyo del secretario general al liderazgo de la Argentina como presidente del G-77. El llamado Grupo de los 77 representa más de los dos tercios de los miembros de la ONU y lo integran la totalidad de los países en desarrollo y China. La Presidente impulsa allí la agenda de «reformar la arquitectura financiera mundial», tras la crisis económica, dijo a este diario el embajador Argüello, y «fortalecer la posición de los países en desarrollo con miras a un nuevo orden internacional, más justo e inclusivo», agregó el embajador.

Dejá tu comentario