El Nación busca liderar suba de tasa para los plazos fijos

Edición Impresa

La principal entidad financiera nacional elevó en 3 puntos el rendimiento hasta el 48% anual. Se espera que otras entidades sigan ese curso.

El Banco de la Nación picó en punta en la carrera por trasladar a los ahorristas una parte de las tasas de interés que el Banco Central paga por las Letras de Liquidez (Leliq).

Hace unos días el Gobierno había dejado trascender que esperaba que los bancos pagaran al público una tasa del orden del 50% anual, atento a que las entidades a su vez colocan los pesos de los particulares en Leliq que de mínima pagan 62,5% al año. Hasta ahora en promedio la tasa de plazo fijo es del orden del 40%. El spread es bastante amplio.

Las entidades financieras entonces pidieron tener mayor libertad para disponer de fondos para en el instrumento monetario que tiene el BCRA para controlar la cantidad de dinero que circula por la economía.

El organismo que conduce Guido Sandleris emitió una resolución la semana pasada en la cual dispone que los bancos podrán aumentar su posición neta diaria de las Letras de Liquidez del 65% al 100% del promedio mensual de saldos diarios del total de depósitos en pesos -excluyendo los del sector financiero- y del valor residual de sus obligaciones negociables en pesos.

Con esa medida, se espera que las entidades financieras puedan trasladar algo de la rentabilidad a sus clientes y que a su vez haya menos pesos sueltos que presionen sobre el tipo de cambio, que a su vez termina impactando sobre la inflación.

Por caso, el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, avaló un incremento del rendimiento que abona la principal entidad financiera del Estado nacional. Según indicaron desde la entidad, el rendimiento para los certificados en pesos a 30 días subió 3 puntos hasta el 48% anual. Es de esperar que en los próximos días otros bancos estatales y privados sigan el mismo comportamiento.

La elevada tasa que tiene que pagar el BCRA para retirar pesos del mercado puede resultar un problema de difícil solución en el futuro, ya que se trata de emisión de dinero. Cabe destacar que el Banco Central el mes pasado decidió endurecer al máximo su política monetaria, al punto de determinar que la cantidad de dinero que habrá a fin de año será la misma que había en enero.

De modo que para evitar realimentar la inflación, y en caso de que el Poder Ejecutivo logre cerrar la brecha del déficit fiscal, el Banco Central estará obligado a refinanciar los vencimientos de Leliq en un 100%. Sería el único modo en que la entidad cumpla con su objetivo de mandar nuevos pesos a circular por la economía.

De algún modo, la sola mención de la nueva resolución del BCRA con las posiciones diarias de Leliq para los bancos generó un cima de estabilidad en el frente cambiario.

Aún teniendo en cuenta que la semana presente tiene un feriado en el medio, el precio del billete pareció estabilizarse en $42 por unidad, logrando así recomponer un clima de estabilidad.

Durante la segunda quincena del mes pasado, el contexto internacional fue detonante para una nueva escalada del dólar que llegó a tocar los $45, provocando sensación de zozobra

Dejá tu comentario