BCRA operó futuros por primera vez en la era Sturzenegger

Edición Impresa

Vendió u$s190 M para inaugurar el mecanismo de contención del dólar, pese a los conflictos que dejaron exfuncionarios del Gobierno anterior.

El Banco Central abrió ayer un nuevo capítulo en su política contra la disparada del tipo de cambio, al intervenir en el mercado de futuros con la venta de unos u$s190 millones para fin de mayo sin la necesidad de desprenderse de reservas. Esta decisión había sido anticipada por el organismo el viernes, al anunciar una serie de medidas, ante la depreciación del peso con respecto a las monedas de países emergentes. Allí, señaló que "continuará operando con todas sus herramientas de intervención en el mercado de cambios. Estas operaciones podrán ser concertadas tanto al contado como a término". De esta forma, el organismo calmó algo la suba del dólar mayorista, que de todas formas subió 44 centavos a $22,40 (ver página 4).

La entidad que maneja Federico Sturzenegger implementó esta herramienta a través del Mercado Abierto Electrónico (MAE) con contratos bilaterales, sin intervenir directamente en el mercado de cambios; y luego de que ver que la divisa no reaccionaba ante el anuncio de que el país solicitará financiamiento al FMI con tasas por debajo de las del mercado. Los contratos de futuros son un acuerdo que obligan a comprar o vender un título en una fecha futura a un valor determinado. En este caso, si el tipo de cambio se ubicase por encima del nivel pactado, el BCRA deberá pagar la diferencia a los inversores, mientras que si cerrase por debajo, deberán hacerlo los compradores.

La autoridad monetaria había mostrado cierta reticencia a utilizar este instrumento hasta el momento debido al procesamiento de la expresidente Cristina Kirchner, que deberá ir a juicio oral por la venta de futuros que se realizó en los últimos meses de su gestión. Otros de los exfuncionarios del kirchnerismo que deberán dar explicaciones a la Justicia por haber fijado un precio a futuro por debajo del que se operaba en el mercado fueron el extitular del BCRA, Alejandro Vanoli, y el ex ministro de Economía, Axel Kicillof. Finalmente, el organismo se vio tentado a utilizar esta herramienta debido a que ayuda a bajar la cotización de la divisa ya que permite reducir la demanda de dólares en el día, pero al mismo tiempo ayuda a bajar las tasas de interés. El organismo operó ayer con rendimientos entre el 32% y el 33%.

Operadores en el mercado indicaron que el cierre de ayer quedó con un "sabor amargo" debido a que se siente que "el BCRA puso toda la carne al asador, pero no logra frenar la demanda de la divisa". Es decir, el organismo está implementado a medida que avanzan los días estrategias más pesadas, pero no logra encontrarle un nuevo equilibrio al dólar en torno a los $23, lo que puede complicar a la inflación debido al traslado a precios. Entre marzo y los primeros días de mayo, la autoridad monetaria vendió u$s7.222 millones para frenar -sin éxito- a la divisa. Luego elevó la tasa del corredor de pases al 30,25% el viernes 27 de abril, pero este 4 de mayo decidió elevarla todavía más, al 40%. Los operadores esperan que en los próximos días persista la tensión cambiaria y esperan para ver cómo sigue hoy la pelea del BCRA.

Dejá tu comentario