22 de septiembre 2009 - 00:00

Caen fuerte las ventas del sector pesquero

Caen fuerte las ventas del sector pesquero
El sector pesquero no atraviesa un buen momento y esto se expresa en una fuerte caída de las capturas y las exportaciones. Durante los primeros siete meses de este año, las ventas al exterior descendieron más del 26%, con una marcada depresión en el comercio de calamar y filetes.

La baja tiene como principal causa la crisis internacional y no parece haber un buen panorama para los próximos meses. «Las perspectivas para 2009 aparecen sumidas en una fuerte incertidumbre, ya que un sector cuya evolución depende de las exportaciones se verá afectado por la agudización de la crisis internacional, que afectará las ventas internas y los precios de exportación», indica la consultora IES, en un informe de coyuntura sobre el sector pesquero local.

La posible recuperación de mercados, entre los que sobresalen Brasil y China, podría modificar parcialmente la situación.

El trabajo de IES señala que los envíos de pescado al exterior en cayeron 26,5% en volumen al comparar enero-julio de este año con el mismo período de 2008. Alcanzaron las 276 mil toneladas, con bajas concentradas principalmente en calamar y filetes. Se observó una carencia de cantidades exportables acompañadas en porcentajes menores por las mermas de los crustáceos (langostinos) y filetes de merluza. En este grupo, sólo el pescado congelado mostró un ligero avance, señaló IES.

En valor, las exportaciones pesqueras fueron de u$s 601,4 millones en los primeros siete meses, lo que implica una baja interanual del 23,9%. Las exportaciones participan del 60% del total de capturas argentinas.

La diferencia en el descenso entre los rubros de cantidad y valor se debe a la leve expansión del precio medio de exportación, de un 3,6%, que se dio en calamar.

En lo que respecta a capturas marítimas, las mimas cayeron un 34,9% en los primeros siete meses de 2009, sumando 417,6 miles de toneladas. Se revirtió la suba del 1,9% verificada en 2008 en relación con 2007.

Como primer rubro exportador se ubicaron los filetes, con el 34,6% (u$s 207,9 millones) y 75.500 toneladas, la mayoría de ellos correspondientes a merluza. Se registró una baja en los valores exportados del 19,2%, determinada por una merma en el volumen del 5,6% (por la menor captura) afianzada por una merma más importante, del 14,4%, debido a la caída en la demanda mundial que afectó a los precios.

Como segundo rubro exportador aparecen los crustáceos, principalmente los langostinos, con u$s 135,1 millones y una caída 27,8% respecto de iguales meses del año anterior.

El principal destino de las exportaciones continuó siendo España, con u$s 174,6 millones, un 29% del total. Brasil recuperó el segundo lugar, con el 13,6% del total exportado y u$s 81,8 millones, al desplazar a Italia al tercer lugar, con u$s 51,1 millones y el 8,5% del total.

Los precios al consumidor de los pescados y mariscos frescos presentaron un incremento del 2,7% entre julio de 2009 y 2008, en tanto que entre el promedio de los períodos de siete meses de ambos años el alza fue aún menor, del 0,3%. Ello configura un escenario de práctica estabilidad, muy por debajo del promedio del 5,3% interanual entre 2008 y 2007.

Estos porcentajes resultan inferiores al del nivel general, que llegó al 5,5% en la comparación interanual enero contra enero, y al 6% respecto del promedio de siete meses, con las salvedades que se han realizado sobre esta medición.

Dejá tu comentario