Campeón

Edición Impresa

El alemán Sebastian Vettel fue el alma de la fiesta en la noche triunfal de Abu Dabi. Primero, en el ruidoso festejo en el tumulto del box del equipo; luego, en el distinguido hotel Yas, y ayer, por la mañana europea, tras el vuelo de regreso a Austria, en el hangar de Red Bull en Salzburgo, adonde llegó portando los trofeos junto al jefe del equipo, Christian Horner.

Dejá tu comentario