Caso Ferreyra: policías ahora contra la jueza

Edición Impresa

Los policías acusados de presuntas irregularidades en el operativo desplegado durante los incidentes que terminaron con el asesinato de Mariano Ferreyra pidieron ayer la nulidad de sus procesamientos y el apartamiento de la jueza de Instrucción Susana Wilma López. Los efectivos fueron procesados por la jueza por supuesto abandono de persona, al suponer que no actuaron de manera correcta ante el ataque de una patota de la Unión Ferroviaria a un grupo de ferroviarios y activistas del Partido Obrero (PO), entre los que se encontraba Ferreyra. El caso es un desprendimiento de la investigación principal por el crimen, cometido el 20 de octubre de 2010 en Barracas, que llevó adelante la misma magistrada y que se encuentra elevada a la instancia de juicio oral.

Los policías hicieron ayer su descargo en una audiencia convocada por la Cámara del Crimen. Allí también presentaron sus quejas por lo que entendieron serían maniobras dilatorias de la magistrada en la instrucción del sumario.

El abogado Luis Martín Darritchón, defensor del exsuperintendente metropolitano de la Policía Federal Hugo Lompizano, alegó que el procesamiento contra su representado fue dictado por una jueza incompetente, al señalar que el delito de «abandono de persona» debe ser investigado por los tribunales penales y contravencionales de la Capital Federal y no por los nacionales. La misma línea fue seguida por los abogados de los otros policías.

En cambio, los letrados Claudia Ferrero y Alberto Bovino, que actúan como querellantes, se pronunciaron a favor de la continuidad de la jueza López en la causa. La definición quedará ahora en manos de los miembros de la Sala I de la Cámara del Crimen, que integran Jorge Rimondi, Luis Bunge Campos y Alfredo Barbarosch.

Dejá tu comentario