6 de abril 2015 - 16:10

Cayeron 9% las exportaciones a Brasil en marzo (vuelve el déficit)

• COMERCIO BILATERAL SUFRE YA EL IMPACTO DE LA DEVALUACIÓN DEL REAL.
• VEHÍCULOS Y ALIMENTOS, LOS MÁS AFECTADOS.

Dilma Rousseff
Dilma Rousseff
 En marzo pasado la balanza comercial con Brasil arrojó un déficit de u$s 145 millones, con lo que en el acumulado del primer trimestre el saldo es negativo en u$s 368 millones, esto representa un incremento del 41% interanual.

Según datos de la Secretaría de Comercio Exterior de Brasil el mes pasado las exportaciones brasileñas al mercado argentino aumentaron un 5,7% interanual a u$s 1.251 millones; mientras que las importaciones de productos argentinos cayeron un 9,2% interanual a u$s 1.106 millones.

Si bien es prematuro aventurar que ya el comercio bilateral acusa el impacto de la devaluación del real, sí es cierto que la recesión por la que atraviesa la economía brasileña está afectando las ventas externas argentinas a dicho mercado.

Vale señalar que precisamente en marzo, el país gobernado por Dilma Rousseff obtuvo el primer superávit comercial del año ante una caída de las importaciones totales del 18,5% interanual. De modo que la baja del nivel de actividad doméstica en Brasil no sólo marca la tónica del comercio bilateral de los próximos meses sino que anticipa lo que será el impacto de la mejora competitiva del real frente al peso.

En tal sentido, el director de Estadísticas y Apoyo a la Exportación del Ministerio de Industria de Brasil, Herlon Brandão, coincide en señalar que "todavía no se puede atribuir el retroceso del volumen de las importaciones al dólar más alto".

"No es inmediato ese efecto. Las importaciones de bienes de capital y materias primas están cayendo hace algún tiempo y también hubo una baja en los combustibles, explicó el funcionario.

Vale señalar que en el primer trimestre, las importaciones brasileñas de bienes de capital y materias primas retrocedieron el 10,9% y un 10% respectivamente (las compras de combustibles cayeron el 53,4%). Lo que guarda relación con el retroceso del sector manufacturero brasileño.

Lo cierto es que en la medida que avance el año la depreciación brasileña afectará aún más a las exportaciones argentinas dada la estrategia cambiaria, de atraso del tipo de cambio, del equipo económico encabezado por Axel Kicillof.

En lo que va de 2015, las ventas externas brasileñas suman u$s 3.071 millones lo que representa una disminución del 13,6% interanual; mientras que las exportaciones argentinas a Brasil retrocedieron un 18% interanual a u$s 2.703 millones.

Los datos oficiales indican que en marzo, los embarques brasileños más afectados fueron los vinculados con autopartes, motores para vehículos, mineral de hierro, polímeros plásticos, ácidos carboxílicos, motores/generadores, máquinas para terraplenes, hidrocarbonetos, motos, y óxidos/hidróxidos de alumínio. En cambio, las exportaciones argentinas que más cayeron fueron las de vehículos de carga, automóviles y autopartes, productos hortícolas, cebada en grano, insecticidas, motores para vehículos, peras frescas, gas propano, medicamentos, malta, neumáticos, y ómnibus.

Dejá tu comentario