Clásico: los docentes frustran intento de Vidal de acuerdo temprano

Edición Impresa

Los sindicatos cruzaron al Gobierno bonaerense por no haber formulado ayer una propuesta salarial “concreta”.

El Gobierno de María Eugenia Vidal y el Frente de Unidad Docente bonaerense tuvieron ayer su primera reunión de Mesa Técnica Salarial en La Plata, pero no hubo ofertas y la discusión de fondo sobre el aumento de sueldo 2018 amenaza con dilatarse hasta enero o, incluso, hasta febrero, sobre el filo del retorno a clases.

"Estamos viendo que (Roberto) Baradel ya avisó que no van a cerrar hasta 2018; es evidente que esa es la voluntad de los gremios: postergar lo máximo posible para mantener el tema en el tiempo", se quejaron -tras el encuentro- desde despachos gubernamentales ante este diario, en referencia al titular de Suteba y dirigente de Ctera.

Pero en la vereda sindical cuestionaron esa postura y aclararon que "fue el Ejecutivo el que no planteó hoy (por ayer) ninguna propuesta de suba salarial para 2018".

No obstante, reconocieron que remarcaron en la reunión que "antes de discutir cualquier aumento salarial, primero debe verse el impacto del revalúo fiscal y de la suba de tarifas". En los hechos, eso terminaría pateando para adelante la discusión en Buenos Aires, toda una prueba piloto para el resto de las provincias.

Y en la previa, Baradel había asegurado que "durante los primeros días de febrero tendremos que discutir con una perspectiva más cierta acerca del porcentaje del aumento para 2018". "No queremos empatarle a la inflación", sentenció.

Los sindicatos ayer además exigieron "poner ya en debate la conformación integral del salario docente". En esa línea, afirmaron que hoy "el sueldo inicial es de 12.150 pesos y el básico es de 5.100 pesos".

"La diferencia entre ambos montos son sumas remunerativas y bonificables, y queremos que el básico aumente, porque impacta en la carrera docente", enfatizaron. "Los maestros cobrarían así un 40% más", dijo Baradel.

Además, analizaron con los funcionarios la marcha de la aplicación de la cláusula gatillo, que actualiza las subas salariales 2017 en función de la inflación.

"La semana que viene tendrán la inflación de noviembre y resta la de diciembre, así que recién en enero se cerrará la última cláusula gatillo", explicó una voz sindical.

También remarcaron la necesidad de una urgente convocatoria a paritaria nacional -mecanismo en rigor ya descartado por Mauricio Macri- y destacaron su rechazo "al intento de modificar la caja jubilatoria docente".

Por de pronto, de la reunión de ayer en la cartera laboral no participaron ni ministros ni los secretarios generales de Suteba, Feb, Uda, Sadop, Amet y Udocba.

La continuidad del diálogo se dará tras una nueva convocatoria oficial "a la brevedad" de la cartera de Trabajo.

"Fue una de las primeras reuniones, y se quedó en seguir trabajando en las otras mesas técnicas", dijeron desde filas del oficialismo, en referencia a "la capacitación docente, la infraestructura, la permanencia de los chicos en la escuela y la evaluación de los alumnos".

Dejá tu comentario