Color de la desesperanza

Edición Impresa

 Wall Street volvió a tener una jornada negativa pero menos contundente que la anterior. Las acciones de tecnología se recuperaron tras una venta masiva en la sesión del lunes, aunque al final de la rueda se desinfló el índice tecnológico que no logra estabilizarse. Los posibles avances en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China impulsaron al sector industrial, a pesar de que nuevamente una caída de Apple Inc. aplacaba las ganancias.

El índice Dow Jones de industriales finalizó en 25.286,49 puntos bajando el 0.40%, el S&P500 se situó en los 2.722,18 puntos perdiendo el 0.15% y el Nasdaq Composite quedó prácticamente sin cambios en 0.01% positivo.

Los principales índices de las bolsas europeas cerraron en alza : Fráncfort ganó 1,30% ,París 0,85%, Milán 0,90%, Madrid 0,76% y Londres 0.01%.

• La noticia relevante - Parece ser que aquellas declaraciones que hizo Donald Trump a días de las elecciones de segundo termino, con respecto a llegar a efectivizar acuerdos con China, se están concretando. Un informe aseguró que el principal negociador comercial de China se está preparando para visitar Estados Unidos antes de una reunión entre los líderes de las dos economías más grandes del mundo.

"Parece que se ha aliviado la presión con respecto al comercio", manifestó Andre Bakhos, director gerente de New Vines Capital LLC en Bernardsville, Nueva Jersey. "Sin embargo, el mercado adoptará una postura defensiva hasta que aumente la visibilidad con respecto al comercio", finalizo.

Sin bien esto podría recién comenzar, sin dudas los mercados se han aliviado un poco en la jornada pasada. Pero habría que tomar con pinzas lo que trasciende y sobre todo con mucha calma. Esta gran posibilidad que indica un futuro avance en las negociaciones, para evitar males mayores a los que ya se producen a nivel países involucrados y globalmente, se presenta cuando el presidente de China, Xi Jinping, y el mandatario de Estados Unidos, Trump, planean reunirse en el marco de la cumbre del G-20 que se llevará a cabo en Argentina a fines de noviembre.

El encuentro será en una reunión bilateral, de la que hace meses vienen informando funcionarios de ambos gobiernos incluidos los dos presidentes. ¿Habrá acuerdos? A esperar, la paciencia es una virtud según dicen.

Dejá tu comentario