Comparten gobernadores la idea de reforma política

Edición Impresa

La propuesta de Cristina de Kirchner de propiciar una reforma política -a priori acotada a la reposición de las internas abiertas- fue celebrada ayer por varios gobernadores oficialistas y por el propio Hermes Binner, a quien la Presidente refirió sin mencionarlo como un ejemplo del sistema electoral que rige en esa provincia.

Antes del discurso en Tucumán, un puñado de mandatarios había reclamado enfáticamente al Gobierno que abriera el diálogo a los distintos sectores (ver Ámbito Nacional), una demanda que se venía esbozando desde la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del PJ nacional.

Figura

En cuanto a Santa Fe, si bien rige allí un sistema de doble turno electivo, el gobernador socialista apura aún una reforma política más amplia, que propone abreviar plazos de campaña y, paradójicamente, exime de tener elecciones primarias a comunas y municipios donde se presenten listas únicas. Además, introduce la figura de una junta promotora para reemplazar a los apoderados de los partidos políticos.

Omitió la Presidente, sin embargo, mencionar ayer el caso cordobés. Juan Schiaretti, un peronista hoy enfrentado al Gobierno, impulsó el año pasado la sanción de una ley de reforma política amplísima que en su momento se constituyó en la primera reforma política integral del país. Entre otros puntos, establece la inclusión de la boleta única (es la primera provincia que la tiene), eliminación del mecanismo de sumatorias de votos, candidaturas repetidas en distintas categorías y limitación temporal de las campañas. Además, contempla la adopción de sistemas mixtos de financiamiento de los partidos y de las campañas, y la implementación del voto electrónico, y regula encuestas electorales y sondeos de boca de urna.

El llamado al diálogo de la Presidente y la aceptación de la necesidad de reformular el sistema político había sido anticipado a varios gobernadores el miércoles tras la jura de los nuevos ministros en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

Compromiso

Uno de los destinatarios de ese anticipo fue el sanjuanino José Luis Gioja. «Todos queremos que la Argentina esté mejor», y «el compromiso como dirigentes es trabajar mucho para que eso suceda», celebró ayer y reconoció que la Presidente «ha hecho cambios muy importantes».

También había reclamado un giro de timón el chubutense Mario Das Neves, ausente en la jura, pero presente desde hace días en la tribuna de mandatarios que recomendó a la jefa de Estado convocar a todos los gobernadores a una mesa de diálogo.

El santafesino Binner -aunque no hizo una declaración pública- estableció con su presencia en la Casa Rosada junto a los gobernadores más fieles a la Presidente su acompañamiento a esta nueva etapa de gestión.

Más enfático se pronunció, en cambio, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, quien elogió a Cristina de Kirchner «por la valentía y la grandeza política» que demuestra en este proceso.

En esa misma línea, se expresaron sin reparos el bonaerense Daniel Scioli, el riojano Luis Beder Herrera, el entrerriano Sergio Urribarri y el misionero Maurice Closs. El resto, por ahora, prefiere no anticipar su posición a la espera de conocer más profundamente el con-tenido del proyecto que la Presidente enviará al Congreso.

«La veo (a Cristina de Kirchner) muy tranquila, firme, muy atenta en cuanto a que evidentemente acá no es que no pasó nada; pasó. Prueba de ello son los cambios que se vienen llevando adelante», analizó Scioli.

Dejá tu comentario