11 de septiembre 2009 - 00:00

Continuará creciendo la soja en toda Sudamérica

Los análisis preliminares ya dan cuenta de un crecimiento en el área sojera en los dos principales países productores de Sudamérica: Brasil y la Argentina.
Los análisis preliminares ya dan cuenta de un crecimiento en el área sojera en los dos principales países productores de Sudamérica: Brasil y la Argentina.
El área de siembra de soja en Sudamérica volverá a crecer nuevamente en la próxima campaña. Los análisis preliminares ya dan cuenta de un crecimiento en el área de cultivo en los dos principales países productores de la oleaginosa, Brasil y la Argentina, así como también en los actores regionales secundarios.

Según la visión de la consultora brasileña Celeres, el área de cultivo con soja en ese país crecerá en esta temporada a 22,87 millones de hectáreas, un 6% más que lo implantado el año anterior. Se prevé, además, un incremento en los rendimientos unitarios por hectárea ante la eventual normalización del clima, luego de la sequía que afectó a varias regiones de ese país. Ante esta perspectiva, Celeres proyecta rendimientos de 2.800 kilos por hectárea, comparados con los 2.700 kilos de la campaña anterior, lo que permitiría lograr una producción total de 64,7 millones de toneladas, la misma que la consultora había revelado en el mes de agosto.

En la campaña anterior, Brasil obtuvo una cosecha de soja de 58,2 millones de toneladas, según la estimación de estos especialistas.

En la misma sintonía, la Secretaría de Agricultura del estado de Paraná, el segundo productor sojero del Brasil, anticipa una caída en la siembra de maíz de algo más de un millón de hectáreas en ese territorio, con un incremento de 262 mil hectáreas en el cultivo de soja, lo que implicaría una siembra total de 4,27 millones de hectáreas, por encima de los 4 millones implantados en la última temporada.

En la Argentina no hay aún mayores datos, aunque seguramente en pocas semanas contaremos con los primeros pronósticos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En la campaña anterior se implantaron, según los datos de esta entidad, 17,75 millones de hectáreas, con un área de cosecha de solamente 16,7 millones de hectáreas. Para la próxima campaña se escucha en el mercado que la superficie de cultivo en esta temporada podría crecer un millón de hectáreas, aunque algunos analistas piensan que se superarán ampliamente los 19 millones de hectáreas, algo bastante improbable si tomamos en cuenta la escasa disponibilidad de semillas.

La fuerte sequía del año pasado determinó la baja calidad de granos, lo que debería compensarse con una mayor densidad de siembra o la importación de este insumo, factores que encarecerían la inversión en un año en que los agricultores se han descapitalizado con la sequía del año anterior.

También crecerá la superficie a dedicar con soja ante la disminución del área de maíz proyectada y la caída que ya sufrió el cultivo de trigo, áreas que serán seguramente cultivadas con soja y, en menor medida, con girasol.

En Paraguay, según la perspectiva de la revista especializada Oil World, se recolectarán 2,47 millones de hectáreas, una superficie ligeramente menor a la del año anterior, con una proyección productiva de 5,8 millones de toneladas.

Aquí también hay inconvenientes para el abastecimiento de buena semilla, como resultado de la mala campaña del ciclo anterior. Los rendimientos proyectados son de 2.350 kilos por hectárea, marcando un contraste con los 1.520 kilos por hectárea obtenidos en la campaña 2008/09.

Paraguay

Para el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), Paraguay pasaría de una producción de 3,8 millones de toneladas del año anterior a 5,75 millones en el próximo ciclo agrícola.

En Bolivia, según los datos de Oil World, el área de recolección de soja crecerá de 800 mil hectáreas a 1,05 millón de hectáreas en la próxima temporada. La producción pasaría de 1,4 millón de toneladas a 1,9 millón en la nueva campaña 2009/10.

También en Uruguay el área sojera crecerá nuevamente en esta temporada. Una encuesta oficial reciente daba cuenta de una intención de siembra del orden de las 600 mil hectáreas, dejando sin definir alrededor de 100 mil, aunque la mayoría de los actores vinculados con la actividad apunta a una siembra total de 700 mil hectáreas. Durante la campaña 2008/09, se sembraron 578 mil, se cosecharon 560 mil y se obtuvo 1,03 millón de toneladas.

También el mercado internacional condiciona en gran medida el comportamiento de los productores sudamericanos. Si bien la soja experimentó una baja del orden del 25% a partir del comienzo del mes de junio, la caída del maíz ha resultado ser aún más fuerte en el mismo período, con un descenso del 35%.

Las cotizaciones de la oleaginosa registraron recientemente el nivel más bajo de las últimas cinco semanas, en tanto que las del maíz han testeado los niveles más bajos en lo que va del año.

Va madurando rápidamente en el mercado la idea de una importante producción de maíz en EE.UU., con un escenario productivo probable de 330 millones de toneladas.

También en soja, nos aproximamos a una cifra cercana a los 90 millones de toneladas, aunque en este caso los cultivos se encuentran bastante retrasados y susceptibles a una helada temprana, circunstancia que mantendrá al mercado expectante hasta poco tiempo antes de iniciarse la cosecha.

Los informes de clima del medio oeste norteamericano siguen confirmando la posibilidad de temperaturas muy bajas a partir de la semana entrante, y esta circunstancia determina aún algún grado de cautela por parte de los operadores.

Informe de Panagrícola

Dejá tu comentario