Corte se asocia a nuevo jefe del consejo de jueces

Edición Impresa

La asunción del camarista Luis María Cabral como nuevo presidente del Consejo de la Magistratura fue la oportunidad que el Poder Judicial esperaba para una demostración de fuerza. En la sala de plenario del organismo, que desbordaba de jueces, camaristas y abogados, el consejero asumió su cargo con un discurso, en el que se destacó su alineamiento con la Corte Suprema de Justicia, A su lado, el presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, sonreía.

Conocido opositor del kirchnerismo en el Consejo y abierto impulsor de una nueva reforma del cuerpo, que vuelva a designar al presidente de la Corte como titular del organismo que administra, selecciona y disciplina a los magistrados del país, Cabral no dio sorpresas en su primer discurso como presidente del cuerpo.

«Nuestra gestión necesariamente deberá enderezarse a acrecentar, sobre la base del diálogo y del consenso, la línea de trabajo en materia de administración coordinada con la Corte Suprema de Justicia de la Nación», señaló el camarista y, en una respuesta sesgada al kirchnerismo crítico de la llamada corporación judicial, agregó que «este proyecto de gestión mancomunada, al contrario de los que muchos piensan, no constituye subordinación o abdicación de algunos de los resortes que la Constitución nacional y las leyes han puesto a cargo de este cuerpo».

Sentados alrededor del nuevo presidente del Consejo estaban el presidente de la Corte; su vicepresidenta, Helena Highde Nolasco, y la ministra Carmen Argibay, quien el día anterior criticó fuertemente al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y a los sindicalistas por sus reacciones sobre los fallos del alto tribunal que avalaron la libertad sindical. También rodeaban a Cabral todos los integrantes del Consejo -menos el diputado kirchnerista Carlos Kunkel, quien tampoco había estado en la votación en la que el juez ganó la presidencia por unanimidad; estuvo en el plenario y se excusó por razones personales- el procurador general de la Nación, Esteban Righi; la defensora general de la Nación, Stella Maris Martínez; y el ministro de Justicia, Julio Alak.

Autonomía

El nuevo titular del Consejo insistió, además, en que las reformas que se debían impulsar desde el organismo «deben ir acompañadas del aseguramiento de la autonomía y autarquía financiera del Poder Judicial, elemento fundamental para asegurar su independencia», un reclamo histórico de este poder del Estado que encabeza la Corte.

El resto del discurso se dedicó a reconocer los avances hechos en el organismo en estos años, así como a convocar a un trabajo coordinado por todo el Poder Judicial. Al final del discurso, todos se acercaron a mostrar un efusivo apoyo al nuevo presidente, entre ellos, el presidente de la Asociación de Magistrado y Funcionarios de la Justicia Nacional, Ricardo Recondo (compañero de lista de Cabral); el titular de la Junta de Presidentes de Cámaras Nacionales y Federales, Marcos Grabivker; y el presidente del Colegio de Abogados, Jorge Rizzo.

Dejá tu comentario