Crece interés por la colocación de Letras

Edición Impresa

Las condiciones favorables del mercado local siguen impulsando la colocación de deuda a corto y mediano plazo de las provincias, en un contexto signado por la fuerte necesidad de mayor financiamiento ante un escenario de déficit financiero que rondará los $ 18.000 millones.

Ayer, Buenos Aires concretó la sexta colocación de Letras del Tesoro por $ 672.687.000, a una tasa del 14,49% para la licitación a 84 días, y del 13,45% para la opción de 42 días.

Silvina Batakis, titular de la cartera de Economía, destacó que esta nueva colocación de Letras del Tesoro «demuestra que los mercados confían en esta herramienta, que se logró consolidar en la gestión de Daniel Scioli, y es un instrumento que avanza con muy buenos resultados».

El encanto de los inversores por esta herramienta llevó en los últimos días a que otros distritos, como Córdoba y Chaco, también recurrieran a la colocación de Letras en el mercado local. Mientras que en Santa Fe y en Mendoza los Gobiernos esperan el aval de la Legislatura para seguir un camino idéntico.

Más avanzado parece el escenario entrerriano. Allí, el Senado aprobó ayer un proyecto de ley que autoriza al Gobierno de Sergio Urribarri a emitir Letras del Tesoro u otro tipo de obligaciones negociables, por hasta el 5 por ciento de la totalidad de los recursos tributarios. El proyecto fue girado a la Cámara de Diputados para su análisis.

La iniciativa modifica los artículos 5º y 6º del Presupuesto provincial de este año, referidos a las facultades del Gobierno para la realización de operaciones de crédito público, y lo autoriza a la emisión de Letras «para cubrir diferencias estacionales de caja dentro del ejercicio».

El ministro de Economía, Diego Valiero, sostuvo que en la Ley de Presupuesto de este año «ya hay dos autorizaciones para endeudamiento en pesos, que normalmente son usadas para tomar operaciones con el Gobierno nacional o el Banco Nación para financiar el déficit acumulado de los ejercicios anteriores».

En ese sentido, explicó que «lo que hacemos ahora es decir que esas operaciones, con los mismos montos, pueden ser tomadas también en otra moneda, es decir, no cambiamos nada», completó.

Dejá tu comentario