Cúpula UCR intervino en interna y ordenó votar Terragno-Gil Lavedra

Edición Impresa

Las PASO no han demostrado hasta ahora ayudar a mejorar la situación de los partidos políticos en la Argentina que actúan sin funcionamiento orgánico y casi siempre como cáscara de la que los candidatos escapan o usan de acuerdo con la conveniencia del acuerdo del momento. Sus sedes suelen aparecer enmohecidas o reservadas para algún asado de compromiso, como sucede con la casa del PJ en la calle Matheu.

Pero ayer los radicales, que como contraria pueden haber perdido casi todos los votos pero conservan la estructura legal del partido en funcionamiento, dieron una muestra más de supervivencia. Como en los viejos tiempos, cuando mantenía influencia, el Comité Nacional se reunió para recomendar el sentido del voto a los afiliados como para aclarar los cruces interpartidarios que se dieron dentro de UNEN entre la UCR, el FAP y la Coalición Cívica. Era obvio que en semejante interna el Comité Nacional no iba a perderse una acción contra Elisa Carrió, Fernando Pino Solanas, Alfonso Prat Gay o Martín Lousteau.

Está claro que la conducción radical recomendó votar radicales y con eso instruyeron un fantástico corte de boleta. La instrucción principal fue votar a Ricardo Gil Lavedra para diputado.

Como un soviet en acción, Ricardo Alfonsín, Mario Barletta, Manuel Garrido, Carlos Más Vélez, Gerardo Morales, y Lilita Puig de Stubrin, emitieron un comunicado desde el Comité Nacional: "Gil Lavedra es el precandidato que mejor representa los valores de la UCR", dijeron y ordenaron votarlo, es decir, apoyar a la lista JUNTOS dentro de UNEN.

Pero como en el radicalismo no hay nada que alimente más que la interna, también hubo colores en la recomendación. Barletta, como presidente partidario, pidió por su lado el voto para Rodolfo Terragno.

La pasión llegó al punto de grabar un video en Youtube: "Capital Federal tiene una alternativa para senador nacional; porque soy radical les pido que el domingo voten a Rodolfo Terragno", dice allí Barletta, esta vez sin apoyo del resto de la mesa del Comité Nacional.

Quedó así armada una fórmula de corte con SUMA + de Terragno en la boleta para senador porteño (dejando afuera a Lousteau) y a Gil Lavedra de UNEN (abandonando en el camino a Prat Gay), un acuerdo de hecho al que esos dos radicales no hubieran arribado jamás.

Dejá tu comentario