28 de diciembre 2012 - 00:00

De la Rúa, sobreseído por muertes

La Cámara Nacional de Casación Penal confirmó ayer el sobreseimiento de Fernando de la Rúa por los hechos previos a su renuncia en diciembre de 2001, que dejaron 33 muertos y cientos de heridos en todo el país. La Sala Primera del tribunal sostuvo que «no existió ilegitimidad» en el decreto de De la Rúa que estableció el Estado de sitio, considerado por la fiscalía como el detonante de la brutal represión de las fuerzas de seguridad en medio de las protestas generalizadas en todo el país.

En esta causa, el expresidente había sido juzgado por las cinco muertes ocurridas en Capital Federal, la de Gustavo Benedetto, de 23 años; Carlos Almirón, también 23; Diego Lamagna, 27 años, Gastón Riva, de 31 y Alberto Marque, de 57, además de 117 personas heridas.

Por el voto unánime de sus integrantes, el tribunal confirmó que «no puede pretenderse ubicar al imputado como garante de comportamientos ajenos cuando se tuvo por probado que desconocía los supuestos excesos en los que habían incurrido sus inferiores durante el Estado de sitio».

«La validación del Estado de sitio no podía integrar el listado de temas para la sesiones extraordinarias del Congreso», ya que «si bien la situación era complicada, no habían sucedido los hechos que justificaran que nos encontrábamos frente a un supuesto de conmoción interior».

Los jueces Raúl Madueño, Luis María Cabral y Eduardo Riggi entendieron que la Constitución establece que «es atribución del presidente de la Nación declarar el Estado de sitio en caso de conmoción interior y también cuando el Congreso está en receso».

Dejá tu comentario