Debate al amparo de presidenciales

Edición Impresa

Santa Fe - Sin precedentes, los tres principales candidatos a gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti (Frente Progresista), Miguel del Sel (Unión-PRO Federal) y Agustín Rossi (Frente Santa Fe para Todos) debatieron juntos y públicamente sus planes de Gobierno, a una semana de las elecciones. La cita fue el sábado al mediodía en el canal 5 y se transmitió luego a través de toda la TV, la radio y sitios on line provinciales.

Mientras que Bonfatti y Rossi apelaron a respaldarse en las estructuras partidarias que los avalan y defender a sus referentes políticos nacionales, Del Sel buscó diferenciarse con críticas y cuestionamientos por las promesas incumplidas.

La campaña de cara a la elección presidencial de octubre se metió, casi inevitablemente, en el debate. En línea con su apoyo rotundo por la reelección de Cristina de Kirchner, Rossi destacó los aportes de la Nación al distrito al tiempo que enumeró los déficits de la provincia durante la gestión del gobernador -ahora candidato a presidente- Hermes Binner, exhibiendo gráficos ilustrativos.

Del mismo modo, Bonfatti reivindicó en todo momento la gestión del socialismo en estos cuatro años de Gobierno de Binner y cuestionó que «la Nación no hace las obras que tiene que hacer».

Del Sel, como contraste, tuvo pocas referencias sobre la carrera presidencial y sus inclinaciones partidarias, se limitó a mostrarse como intermediario entre los reclamos de la gente y el Gobierno.

A fin de levantar las acciones del Gobierno nacional, Rossi acusó a la administración de Binner de subejecutar las partidas de obra pública. «Basta de reclamarle a la Nación», cuestionó fuertemente. Rápidamente, Bonfatti recordó que se construyeron 1.250 kilómetros de rutas nuevas y apuntó: «A todo esto lo hicimos solito mi alma». Enseguida Rossi lo refutó y señaló que el 10% del dinero utilizado para las rutas lo financió la Nación.

En medio de esa lluvia de datos que cruzaron el aspirante oficialista y el kirchnerista, se notaron varios traspiés de Del Sel, algunos errores y varias imprecisiones, tal vez por la poca experiencia política del humorista.

Dejá tu comentario