Debate ya arrancó en el Congreso

Edición Impresa

La designación de Daniel Reposo como nuevo procurador general de la Nación aceleró ayer que cada bloque comenzara a tomar posiciones. En el radicalismo, por ejemplo, Ricardo Gil Lavedra pidió que se modifique el procedimiento por la cual se designa al procurador general. «Desde 2010, estamos reclamando mayor participación del Congreso y de la sociedad civil en el procedimiento de designación del procurador y la habilitación de la comisión bicameral de control que no se ha constituido en casi 15 años de vigencia de la Ley de Ministerio Público», dijo.

Enfrente, el presidente de la Comisión de Justicia, Jorge Yoma, fue terminante con la oposición radical que insiste en investigar a Amado Boudou: «Habría que hacerles un test de alcoholemia a los integrantes del bloque radical si piensan que me voy a prestar a que la comisión sea un escenario para continuar el hostigamiento mediático contra el vicepresidente de la Nación», sentenció, «no hay ninguna prueba que acredite que Amado Boudou haya incumplido con los deberes de funcionario público, ni que en su accionar como ministro de Economía haya tomado decisiones que afecten el interés del Estado».

Jaime Linares
, del Frente Amplio Progresista, ya adelantó que «rechazará el pliego que designa a Daniel Reposo como procurador general de la Nación, propuesto por el Poder Ejecutivo».

Poco después el bloque radical del Senado anunció, tras su reunión semanal, que rechazará «la propuesta del Poder Ejecutivo del actual titular de la SIGEN, Eduardo Reposo, para procurador de la Nación, atento a sus fuertes vínculos con el Poder Ejecutivo y los obstáculos en materia de información pública que ha interpuesto para investigar a funcionarios», dijo el presidente del bloque, Luis Naidenoff.

Dejá tu comentario