Del Potro está en duda ante los checos

Edición Impresa

Hay clima de preocupación en el complejo de Parque Roca. Es que Juan Martín del Potro había confirmado su presencia en las semifinales de la Copa Davis ante República Checa, pero ayer, en el primer entrenamiento oficial del equipo tras el US Open, el capitán, Martín Jaite, reveló que la participación del tandilense no es segura. El conductor argentino contó un diálogo que mantuvo con la mejor raqueta criolla, en el que le dijo que su médico, Richard Berger, quien lo había operado en 2010 de la muñeca derecha, le recomendó no forzar la muñeca izquierda durante quince días.

«Se va a tomar unos días más para descansar. Es un jugador que no necesita entrenamiento especial ni adaptarse a ninguna superficie. Se adapta rápidamente a los cambios. Ojalá que esté», afirmó Jaite. Y añadió: «El miércoles (por mañana) lo vamos a exigir para ver cómo responde y allí empezaremos a tomar una decisión». Su eventual baja resentiría notoriamente las chances de Argentina de acceder a la final de la Ensaladera de Plata, ya que David Nalbandian no será de la partida por un desgarro intercostal.

En tanto, Leonardo Mayer, de muy buena actuación en el Abierto estadounidense, ya se prepara para reemplazarlo en caso de que no juegue. Por su parte, Juan Mónaco, que pasaría a ser el primer singlista del equipo, también se mostró preocupado: «Hay que prender una vela». También opinó sobre los checos. «Son muy peligrosos. (Tomas) Berdych hace muchos años que es top ten y se despliega bien sobre cualquier superficie», subrayó.

Por otro lado, el equipo argentino contó ayer con Mónaco, Carlos Berlocq, Eduardo Schwank y el juvenil sparring Diego Schwartzman, quienes recibieron la visita de unos 1.200 chicos de diferentes escuelas de tenis. Les regalaron pelotitas firmadas y hablaron con ellos.

Por su parte, el equipo checo ya está completo tras la llegada de Berdych y de Radek Stepanek, que vienen de tener una gran actuación en el último Grand Slam del año. El N° 7 del mundo fue semifinalista en singles y su compañero, finalista en dobles. Además, estuvieron a cargo del capitán, Jaroslav Navratil, Lukas Rosol e Ivo Minar, quienes ante el pedido de los pibes comenzaron a regalar pelotitas a la tribuna. En conferencia de prensa, Navratil confió que Del Potro será parte de la serie. «Sería una ventaja si no juega, pero creo que va a jugar». Mientras que Berdych fue más diplomático. «Aun si no participa, la serie va a ser muy difícil y habrá que pelear», expresó.

Argentina y República Checa se enfrentarán desde el viernes por una de las semifinales de la Copa Davis. La otra eliminatoria la afrontarán España y Estados Unidos, en Gijón.

Dejá tu comentario