D’Elía sigue investigado por golpear a ruralista

Edición Impresa

Una Cámara Federal de la Capital ordenó continuar la investigación contra el piquetero ultrakirchnerista Luis D'Elía por supuesta «instigación a la violencia», en un enfrentamiento con manifestantes en contra del Gobierno en la Plaza de Mayo, durante el conflicto con el campo. El juez federal Julián Ercolini había dictado su sobreseimiento, pero el tribunal de alzada lo revocó y determinó que se reabriera el caso.

La denuncia contra D'Elía se basa en distintas declaraciones del piquetero, como «a los de la puta oligarquía, ¡dale, dale! ¡Les vamos a meter las cacerolas en el culo!», pronunciadas en la Plaza de Mayo, en medio de un acto del campo en 2008 contra el aumento de las retenciones, además de frases pronunciadas durante entrevistas con distintos medios, como «odio a los oligarcas, a los blancos, a los del Barrio Norte, a los que tienen plata, a los de la de puta oligarquía», y «mataría a todo lo que se oponga a Kirchner».

El sobreseimiento de Ercolini (quien también está a cargo de una denuncia de Elisa Carrió contra Néstor Kirchner por presunto enriquecimiento ilícito) fue apelado por la querella y el fiscal de la

Cámara Federal, Germán Moldes, quien explicó en su dictamen que había unificado criterios ante la «confusión» generada por la existencia de dictámenes de fiscales que habían pedido el sobreseimiento y otros que se habían pronunciado sobre la necesidad de que se le tome declaración indagatoria.

«Mi intervención en este momento procesal tiende a subsanar estas diferencias y fijar la posición del Ministerio Público en este fuero; lo hago desde la posición funcional y jerárquica que la ley me confiere», puntualizó Moldes. Sólo por los dichos registrados en ese acto, se presentaron siete denuncias contra el líder de Federación, Tierra y Vivienda, entre ellas, la que derivó en el sobreseimiento de Ercolini, propuesto también por los fiscales Carlos Rívolo y Gerardo Pollicita, al no considerar que sus declaraciones constituyeran un delito. También había sido desestimada la acusación contra D'Elía por un supuesto golpe al dirigente agropecuario, Alejandro Gahan.

D'Elía, por su parte, aseguró que le sorprendía «que la Cámara Federal de Johannesburgo (en referencia al tribunal de alzada) ordenara que se me investigue por haber dicho que odio a los blancos y a la puta oligarquía argentina, el resto de las frases jamás salieron de mi boca, por tanto jamás las podrán probar los comunicadores del establishment que me dedican largas horas para demonizarme».

La determinación de la Cámara Federal se sumó así a los anuncios respecto de la movilización de las causas contra el kirchnerismo en el fuero penal, después de la derrota electoral. Una avanzada que habría empezado con el posible llamado a declaración indagatoria del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, anunciado por el juez Norberto Oyarbide. De una causa más grave y más antigua contra D'Elía, como el copamiento de la Comisaría 24ª de la Boca, hace cinco años, hace tiempo que no hay noticias. Tampoco de las investigaciones sobre Skanska, el manejo del INDEC, la valija de Antonini Wilson y el presunto enriquecimiento ilícito de Néstor Kirchner, Julio De Vido, Ricardo Jaime y Guillermo Moreno, entre otros funcionarios denunciados de debilitado kirchnerismo.  

Dejá tu comentario