Diálogos

Edición Impresa

MACRI MIRA YA AL 2011
Periodista: ¿Es candidato presidencial para 2011?
Mauricio Macri:
¿Cómo lo voy a descartar? Estuve a punto de ser candidato en elecciones anteriores. Pero hoy mi responsabilidad pasa todavía por focalizarme en esto y tratar de construir una buena propuesta para este año que es electoral, tanto en provincia como en Capital, pero candidaturas se verán más adelante, pienso que van a haber otros candidatos.
P.: Hay competidores...
M.M.:
El mismo Felipe tiene vocación y puede ser candidato y después, por supuesto, el lado de la nueva composición radical, que recompuso con Coalición Cívica y de otros también habrá más de un candidato. Así que eso se va a ir viendo más adelante. Lo importante es que la gente sepa que hay futuro, que es optimista, que yo soy optimista absolutamente, que haya respeto ante todo lo nuevo que viene ahora a disputar la elección en 2009 y 2011, eso significa otra forma de relacionarse, distinta a la que ha impuesto el kirchnerismo. Entonces en esa línea creo que hay mucho futuro.

NO DEBO VOTOS A KIRCHNER
Felipe Solá:
Siempre parte de un todo más grande, digamos, he llegado a posiciones muchas veces trabajando solo, pero he llegado a un lugar grande que me cobijaba, que es en el peronismo oficial, y bueno, ahora, por primera vez decidí que no podía ser más así, yo ya no tenía espacio ahí, he rechazado, por una forma de manejar la política que yo no soporto, no me banco. En algunos casos uno tiene que disimular un poco si uno es gobernador, a veces, pero después no. Bueno, cuando me quedé solo me acordé de aquellos que decían «Mendigo, en mi hambre mando yo». Entonces tomé las decisiones que creía, que a partir del conflicto con el campo, lo que vi es un Gobierno que se desmoronaba alrededor de su propia soberbia y de su propia cerrazón y que inventaba un recurso ideológico que no sentía la gente, que era una épica que no estaba en la calle, y que del otro lado había una Argentina que había ido creciendo durante estos 30 años por dictadura, y que el Gobierno no quería ver, quería afincarse de nuevo en el 76, o peor aún, en el 55.
Periodista: ¿Usted se imaginó que alguna vez iba a estar dentro de su propio partido en una posición opositora?
F.S.:
No, nosotros le ganamos al PJ en el año 2005, 3 a 1 en la provincia de Buenos Aires, un triunfo muy rotundo y sobre todo una campaña alegre y con mística, que no tuvo la del 2007 ya, y a los pocos días de ganar, Kirchner decidió ser pejotista, llamar a los vencidos, pero no en un gesto de grandeza, sino en un gesto de retroceso, porque decidió castigar a los vencedores.
P.: ¿Va a renunciar a la Cámara?
F.S.:
Para competir en octubre tengo que renunciar a la Cámara por supuesto, es un requisito legal no solamente ético. Uno no puede ser diputado y competir por la diputación. Yo fui el primer candidato en el año 2007 y tengo mis votos en la provincia, vengo de ser gobernador, he sido primer diputado en el año 91, no le debo los votos a nadie en la provincia, no se los debo ni a Kirchner, ni a Cristina de Kirchner, ni a nadie; en todo caso ella tiene algunas deudas conmigo que nunca cobraré, ni me interesa cobrar, pero quien plantea que yo tengo que renunciar lo desafío a que se presente encabezando la lista a ver si él consigue su banca.
PREFIERO A MAURICIO
Periodista; ¿A quién votaría como candidato a presidente, a Felipe Solá o a Mauricio Macri?
Francisco de Narváez:
Tengo una preferencia por cualquiera de los dos, pero he trabajado con Mauricio y lo hicimos en 2007, esto no excluye mi pertenencia al peronismo. También yo creo que puede salir de ahí una fórmula fantástica y esto también trasciende al resto del país. Mauricio dio un paso importante ayer. Macri les dio una señal, de que la política se construye con el peronismo que viene y eso es para cualquier persona que aspire a gobernar la Argentina. Lo digo centralmente y excluyentemente, el peronismo va a estar presente.
P.: ¿Está Duhalde detrás de esto o no?
F. de N.:
Ayer volaba en el ambiente decir ¿Qué tiene que ver Duhalde con esto? Yo, personalmente dije: tengo respeto, tengo amistad por Duhalde, pero en esta decisión, en esta construcción política Duhalde no tiene nada que ver. Seguramente va a ser consultado, haríamos mal en no hacerlo. Ahora, me parece que esto es una decisión de nosotros tres y con puertas a ir incorporando a muchísimos otros dirigentes. Mirá, hay una práctica política en la Argentina que creo que hay que superar que es: yo denosto a alguien, lo critico, digo que es el diablo y eso me da patente de corso para hacer cualquier cosa. Me parece que no es así, todos han tenido aciertos y desaciertos. En un momento el país fue menemista, en otro momento fue duhaldista, en un momento fue alfonsinista y también lo ha sido kirchnerista, entonces tengamos un poco de humildad todos en decir sí. La verdad que en algún momento todos nos sentimos que en este proyecto se podía construir una Argentina diferente; en algunas cosas acertamos y en otras no. Ahora, que no usemos el pasado como justificación, como impedimento para construir el futuro. Me parece que eso es lo que viene.
P.: ¿Duhalde le sugirió que fueras de número 2?
F. de N.:
Lo sugirió y yo le dije que me parecía que no era ése el camino. Que el camino, en todo caso con Felipe, iba a ser una interna, una consulta popular y que teníamos que seguir trabajando en ese camino. Mauricio vio en su momento la oportunidad de convocarnos, como lo dijo ayer. Si yo invito el otro se ofende, si me invitan no sé si tengo que ir, la verdad que hay que sentarse en una mesa y mi diferencia con Duhalde fue ésa y de cara a lo que convocó Mauricio me parece que es muy importante porque él está tomando la decisión de ser protagonista de la construcción de un espacio donde también acepta que Felipe Solá diga: yo también quiero competir por la presidencia.
P.: ¿La oposición dividida no es funcional a Kirchner?
F. de N.:
Sí, pero faltan 255 días y primero hay que ordenar Boca y River y ver cómo hacemos el campeonato y yo creo que en términos futboleros esto va a una selección y yo aspiro que sea así. Lo que pasa es que primero tenés que armar la base ¿no?, la base está, bueno, vamos en camino. Ayer se armó una de las grandes columnas sobre las cuales se va a construir, se está armando otra. Yo aspiro, honestamente a que podamos ir todos en un frente electoral.

NO QUIERO ELEGIR MAS
Periodista: ¿Es el ideólogo de la nueva alianza en Buenos Aires?
Eduardo Duhalde:
Lo he pensado, que no es exactamente ser ideólogo. Estamos bastante grandes, como siempre digo, yo en mi tiempo elegí y ya no tengo ganas de elegir más, de todas maneras me alegro cuando hay dirigentes que precisan unirse no solamente en el justicialismo que no está de acuerdo con el Gobierno del presidente Kirchner, sino también cuando la oposición, el radicalismo, comienza a unir a personas que parecía que estaban muy distanciadas. Empiezan lentamente a reconstruirse los partidos políticos cuando pasó lo que pasó en 2001 una de las consecuencias fue prácticamente la explosión de los partidos políticos y recién ahora se empieza a visualizar cómo se empiezan a juntar los pedazos separados, lo que es indispensable González Oro porque en realidad en 2011 necesitamos dos estructuras políticas con capacidad de alternarse en el poder, pero mucho más importante dos estructuras políticas que previo a las elecciones puedan acordar cuatro o cinco temas para sacarlos de la competencia electoral y comprometerse todos ante la ciudadanía en llevarlo adelante.
P.: ¿Lo consultan?
E.D.:
No, en realidad no le niego una opinión a nadie y así tengo trato con todos, yo no soy de los que he roto puentes por ningún tipo de cuestión, así que no tengo ningún inconveniente, sobre todo creo sinceramente que como empecé en el 73 como concejal, ocupé todos los cargos, más el principal cargo de integración latinoamericana que me dio una enorme satisfacción, creo que lo que tengo que hacer es tratar de ser útil a que se logre lo que la gente quiere, que más allá de determinada persona, determinado gobierno, determinado partido político es que se den cuenta que tenemos un hermoso país.
P.: Usted está por lo menos desde lo afectivo muy cerca de De Narváez...
E.D.: Sí, en realidad también de Felipe. Siempre me he opuesto a las críticas injustas que recibe Macri sin ser amigo de Macri y sin ser amigo del padre de Macri siempre lo he defendido, porque siempre digo que en la Argentina hay una costumbre malsana que es criticar a la gente exitosa y sobre todo a esos empresarios que se han pasado la vida creando industrias y ocupándose permanentemente de ellas, hombres que están cerca de los 90 años y siguen con mucho dinero y siguen apostando a la producción. El problema de la Argentina no es Macri, como alguna vez lo discutía con el ex presidente Kirchner, o una Amalita Fortabat, el problema es que no haya 200, ése es el problema y generar un clima de rodear de prestigio social a todas aquellas personas que quieren contribuir al desarrollo productivo de la Argentina.
P.: ¿Hay hoy intendentes duhaldistas?
E.D.:
No, yo creo que lo único que queda en pie es el justicialismo, peronismo, ya el tema del cafierismo tan famoso en su tiempo; el menemismo, tan famoso, un hombre que gobernó diez años; el duhaldismo y ahora el kirchnerismo tienden a desaparecer, lo único que queda es el justicialismo o peronismo.
P.: ¿Por qué creció tanto usted políticamente?
E.D.:
Mire, yo decía que los que me conocen saben que no me gusta hablar mucho de mí, pero en realidad yo me considero un estudioso de la ciencia política, es una ciencia muy nueva todavía, se discute si es una ciencia autónoma.

TAMBIEN CON MACRI
Periodista: ¿Como se definirán las candidaturas de octubre?
Federico Pinedo:
No está claro, hay tres posibilidades, una es que haya elecciones internas, otra es que se consulte a la gente por encuestas serias de opinión independientes. Otra posibilidad es que haya un acuerdo personal de distribución de roles, porque el proyecto político nacional es muy importante y requiere muchos aportes, así que la verdad es que se decidió el miércoles que ese tema no va a primar ni los temas personales van a primar sobre la unidad ni sobre la responsabilidad que todos tenemos de generar alternativas políticas importantes en la Argentina.
P.: ¿El 2011 sucesor de Cristina, ayer estaba en el Hotel?
F.P.:
Fíjese que Felipe Solá manifiesta su intención de ser candidato a presidente en 2011 y nosotros creemos que Macri tiene que serlo. Eso de ninguna manera entorpece un acuerdo así que es un acto de responsabilidad y de civilización, normalizando la política argentina después de la destrucción del 2001.
P.: ¿Qué relación se va a tener con el duhaldismo en la provincia con respecto a esta unidad que se logró ayer?
F.P.:
Me parece que los tres dejaron eso en claro en la conferencia de prensa. Yo noto claramente un esfuerzo del oficialismo por tratar de decir que los que ayer eran de centroizquierda ahora como se unen para generar una alternativa al Gobierno ahora son de centroderecha, o que en realidad son el duhaldismo. Los tres manifestaron que tienen una relación personal civilizada y respeto por Eduardo Duhalde y que es una representación de una Argentina que fue en materia de candidaturas y una persona respetable en cuanto a su opinión sobre lo que puede decir sobre futuro.
P.: No se van a negar a un aporte del duhaldismo en la provincia de Buenos Aires...
F. P.:
No, pero lo que está claro es que Duhalde no estuvo en la foto, que esa gente es el futuro de la política argentina y no del pasado.

Dejá tu comentario