Discuten hoy Presupuesto 2012 de Buenos Aires

Edición Impresa

Buenos Aires - La Legislatura bonaerense discutirá hoy el proyecto de Presupuesto bonaerense 2012 y su ley impositiva, que regirán el primer año del segundo mandato del justicialista Daniel Scioli.

Los textos serán tratados primero en Diputados, donde en las filas del FpV-PJ daban por descontada una media sanción. En cambio, en la Cámara alta el panorama anoche no era tan claro y las versiones giraban en torno a un tratamiento hoy mismo o su postergación hasta mañana, al ritmo de las tensiones políticas que afectan el recinto.

En rigor, en el oficialismo confiaban en concluir este proceso el pasado 17 de noviembre. Sin embargo, los cortocircuitos políticos entre el kirchnerismo, el sciolismo y el PJ desatadas en torno a la conducción del Parlamento desde el 10 de diciembre y tironeos con la oposición por la letra chica del reparto de un fondo para municipios terminaron postergando el tratamiento.

Finalmente, avanzó como un hecho político, aunque sin sello oficial todavía, un incómodo reparto del poder que incluye la continuidad en la Cámara baja de Horacio González y la vicepresidencia para el dirigente de La Cámpora José Ottavis, cuando en el PJ histórico pretendían un lugar expectante para el ministro de la Producción, Martín Ferré.

Por lo pronto, ayer González y Ottavis se mostraron juntos, hombro a hombro con Gabriel Mariotto, vicegobernador electo de Scioli por designio de la Casa Rosada.

En paralelo, legisladores del oficialismo y la oposición acordaron la inclusión de un fondo especial de asistencia financiera a municipios de 240 millones de pesos.

La discusión en este punto estaba dada por la manera de repartir esos recursos: mientras la UCR y el GEN pretendían hacerlo en función de la coparticipación, el oficialismo aspiraba a hacerlo en base al Índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (para beneficio de los barones del conurbano). Según fuentes legislativas, hoy avanzaría una distribución signada por la aplicación de ambos criterios, en partes iguales.

El plan de gastos diseñado por el ministro de Economía, Alejandro Arlía, prevé erogaciones por 114 mil millones de pesos, ingresos por alrededor de 107.000 millones de pesos y una necesidad de financiamiento de 6.600 millones.

«Si a eso se le restan los intereses de la deuda que la provincia tiene que honrar este año, que son 5.000 millones de pesos, el déficit primario se reduce a $ 1.600 millones, lo cual significa el 1,5% del total del Presupuesto», señaló Arlía cuando presentó el proyecto, cercano así al equilibrio,

En tanto, la Ley Impositiva estipula retoques tributarios que derivarán en aumentos en los impuestos Inmobiliario Rural y Urbano, Automotor, e Ingresos Brutos para el caso de los juegos de azar.

Para darles las puntadas finales a los proyectos ayer se reunió con las comisiones de Presupuesto la actual subsecretaria de Hacienda, Silvina Batakis, quien desde el 10 de diciembre reemplazará a Arlía, que a su vez pasará a comandar Infraestructura, aunque con terminales en la cartera económica y en el organismo recaudador ARBA.

Dejá tu comentario