Lo que se dice en las mesas

Edición Impresa

Siguen llegando visitas. - El BCRA muy activo. ¿Quién compra? - Las PASO en la mira de todos. - Los cinco fondos emergentes para mirar. Bien Levi's.

Quién lo hubiera dicho, el billete se tardó solo un semestre en llegar al límite superior de la zona de no intervención original ($44). El tipo de cambio arrancó en $38 ese 1 de octubre de 2018. Mucha agua corrió bajo el puente y más de 18% de inflación. O sea, ese dólar es hoy de $44,8. Claro falta marzo pero da una idea de dónde se está parado. Es más ayer en una reunión organizada por Balanz, el economista Rodolfo Santangelo consideró que el actual valor del dólar estaba bien. Pero lo visto en la semana no deja de asustar. Por su virulencia y desorden. Todos están muy nerviosos. Y no es para menos. Pero la consigna oficial es, como dijo el Presidente Macri, “¡aguantar!” a que arranque abril y las primeras liquidaciones de los agroexportadores y lleguen las divisas del FMI. Así nutrir la anoréxica oferta local de divisas. De ahí decenas de especulaciones, rumores, trascendidos y fake news. Lo más escuchado en las mesas y aledaños, dolarización, convertibilidad, cambio de funcionarios, plan antiinflacionario, corralito, Plan Bonex, etc. etc. Lo cierto es que el Presi más que caliente está depre, según dejan trascender amigos cercanos. Pero eso no quita que mantenga intacto su espíritu de lucha y siga pensando en ir por la reelección. Aunque siempre a la hora de esbozar un Plan B, las dudas son Buenos Aires. Por lo pronto el Presi tampoco tendrá su cable a tierra (jugar al fútbol con su equipo en Los Abrojos) porque parte para Europa. Se sabía que el 2019 iba a ser un año movido, donde el dólar y la inflación tendrían el papel protagónico, pero tanto los inversores locales como los extranjeros pensaban, quizás creyéndole ingenuamente al Gobierno que “todo está estudiado”, no esperaban semejantes turbulencias a esta altura del año. Pero del “Dream Team” no deja de sorprender. Ello ha llevado que se intensificaran las visitas de fondos del exterior a los largo de las últimas jornadas. Incluso, algunos bancos de inversión internacionales que pensaban hacer un viaje con clientes antes de las PASO, ya planean uno o dos más antes de las elecciones.

En una mesa muy bien informada se cruzaron interesantes datos ayer: sobre el dólar destacaron el menor volumen operado respecto del miércoles y la ausencia de manos grandes comprando. Al respecto surgió un acertijo ¿quién fue el legendario banco norteamericano que no se cansó de comprar el miércoles? En las sucursales de los principales bancos privados sigue yendo más gente a comprar billetes pero también sigue firme la gente que vende (descanutaje) mientras la renovación de los plazos fijos en pesos privados no muestra, por ahora, una reversión fuerte. Un operador allegado a esferas oficiales comentó que otro que estuvo bien activo en el mercado de futuros fue el BCRA, donde el miércoles operó abriendo y cerrando posiciones pero ayer vendió más fuerte. Se tiró otro acertijo: ¿qué hacía la gente vinculada al negocio de los seguros de vida en Hacienda el miércoles en medio de la corrida?

En una cena financiera un conocido analista político advirtió a los comensales que las PASO iban a tener importantes consecuencias políticas y económicas. Ninguno se atragantó pero en silencio conjugaron el verbo dolarizar. Allí un banquero señaló que ya hasta la OCDE estima una inflación para este año no menor del 34% (el FMI ya la puso en casi 32%). Ahí un comensal dueño de una conocida cabaña aportó otro dato: cuidado aún con el precio de la carne. Otro colega que tuvo contacto con gente de la misión de la OCDE comentó que dejaron bien claro que para mejorar las expectativas si o si el Gobierno debía cumplir con los compromisos (del acuerdo con el FMI). Los técnicos del organismo esperan que recién a fines del segundo trimestre mejore la economía. Otro financista aportó el dato que si, todo va bien, este año el PBI per cápita termina en unos u$s10.200, similar al de Perú que es mercado frontera entre emergentes.

Pese a la paliza que recibieron los emergentes, algunos analistas consideran que es momento de volver y aprovechar los precios, sobre todo a las acciones. Hay cinco fondos especializados en emergentes en la mira. El “Blackrock Emerging Markets Equity Strategies” (su política se basa en la inversión en emergentes a escala global); el “Nordea Latin American Equity” (sesgo marcado por Brasil y México que actualmente representan el 90% de sus inversiones); el “Fidelity Asia Focus” (su mayor atractivo es que invierte en compañías asiáticas con un sesgo en China, debido a ser la mayor economía de la zona); el “Invesco Greater China Equity” (fondo 5 estrellas de Morningstar que invierte exclusivamente en compañías chinas); y el “Robecco QI Emerging Markets Sustainable Active Equities” (ponderan su modelo cuantitativo de gestión y suradio de actividad se extiende a cualquier país emergente).

Los operadores de Wall Street, por ahora, no dejan de festejar el regreso de Levi´s. Es que pasaron 34 años para que la compañía volviera a cotizar en Wall Street (lo hizo entre 1971 y 1985)., y en su primer día las acciones subieron casi 32% y la capitalización bursátil pasó de u$s6.600 millones a más de u$s8.400 millones. ¿Quienes ganaron?, los herederos del fundador, la familia Haas, que posee alrededor del 61% del paquete accionario. Si bien los Haas no son descendientes directos de Levi Strauss (fallecido en 1902 sin descendencia por lo que el negocio pasó a sus cuatro sobrinos y otros familiares), un siglo después consiguieron convertir una herencia de u$s6 millones en más de u$s5.000 millones. La acción salió a u$s17 y hoy cotiza apenas por debajo de los u$s23. El regreso del ícono de los jeans apuesta a China que representa el 20% de la industria textil y Levi’s solo tiene allí el 3% de su negocio. Por ello es clave que EE.UU. y China alcancen un acuerdo comercial. Un papel para seguir.

J.G. H.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario