EE.UU. arremete contra Venezuela: pide su suspensión en la OEA y sanciona a funcionarios

Edición Impresa

En el primer discurso ante el organismo de un vicepresidente estadounidense en 24 años, Mike Pence instó al resto de los países a presionar al régimen de Nicolás Maduro. ¿Se acerca el embargo petrolero?

Washington - El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió ayer a la Organización de Estados Americanos (OEA) que suspenda a Venezuela del grupo de 35 países y anunció nuevas sanciones de Washington a personas vinculadas al Gobierno del presidente Nicolás Maduro por narcotráfico.

"Debemos hacerlo porque, como dijo el presidente Donald Trump, una Venezuela pacífica y estable es lo que más le conviene al hemisferio", urgió Pence. "El pueblo de Venezuela merece la democracia", insistió.

En su discurso, el primero de un vicepresidente de Estados Unidos desde el que pronunció el demócrata Al Gore en 1994, Pence instó a Nicolás Maduro a suspender las elecciones del 20 de mayo y a aceptar ayuda internacional para el pueblo venezolano.

Pidió, además, a los países miembros de la OEA a impedir que el entorno de Maduro lave dinero en sus países, que viajen a ellos y a hacer que el presidente venezolano "rinda cuentas por destruir la democracia" en Venezuela.

Las sanciones estadounidenses anunciadas por Pence son la inclusión de tres funcionarios venezolanos en la "lista Kingpin", la lista que incluye a narcotraficantes de todo el mundo. Se trata de Pedro Luis Martin Olivares, exjefe de Inteligencia Financiera DISIP de Venezuela, actual Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); Walter Alexander Del Nogal Márquez y Mario Antonio Rodríguez Espinoza.

La medida supone la congelación de cualquier activo que tengan bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición a cualquier estadounidense de hacer transacciones con ellos. De esa lista ya formaba parte el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, desde febrero de 2017.

Estas sanciones afectaron también a 20 empresas -16 de ellas instaladas en Venezuela y el resto en Panamá- por la misma razón.

El Gobierno de Trump da este paso a falta de menos de dos semanas para las elecciones presidenciales adelantadas en el país latinoamericano, pero se espera que después anuncie sanciones más duras. El embargo petrolero es una de las posibilidades que analiza.

La administración republicana fue imponiendo desde hace más de un año varias rondas de sanciones financieras y contra individuos, incluido el propio Maduro.

El discurso de Pence en la OEA se celebró con la protesta de Venezuela ante la organización, que afirmó que Washington y sus socios en ella preparan el terreno para un futuro intento de derrocamiento de Maduro.

Pence habló en un Salón de las Américas lleno, en el edificio principal de la OEA en Washington, y entre quienes asistieron hubo políticos opositores venezolanos, entre ellos Julio Borges, diputado de la Asamblea Nacional; y Carlos Vecchio, del partido Voluntad Popular.

También estuvieron Antonio Ledezma y David Smolansky, que eran alcaldes de Caracas y El Hatillo y huyeron del país. Todos ellos fueron citados por Pence en su discurso.

Agencias DPA y AFP

Dejá tu comentario