El festejo liberal generó la primera polémica

Edición Impresa

París - La fiesta en un restaurante de París con la que el liberal Emmanuel Macron celebró rodeado de famosos (foto) su paso a la segunda vuelta de las presidenciales francesas le significó al candidato su primera polémica.

Las fotos del líder de ¡En marcha! la noche del domingo en actitud triunfal fueron comparadas con la velada del expresidente conservador Nicolas Sarkozy en el lujoso restaurante Fouquet's el 6 de mayo de 2007, día de su victoria.

Macron festejó los resultados en el restaurante La Rotonde, del tipo brasserie. Aunque allí los precios son más reducidos y la lista de invitados fue menos amplia que en el episodio de Sarkozy, las críticas no tardaron en llegar.

"No entendieron nada. No creo que en el 'Fouquet's' hubiera muchas secretarias, agentes de seguridad. Ese entorno parisino no me tiene que dar ninguna lección", se defendió

Para Sarkozy, la celebración en Fouquet's cimentó su criticada imagen de nuevo rico, aficionado al lujo y a la exposición pública de su vida privada.

Los reproches a Macron se extendieron también por festejar tras unos comicios en los que la extrema derecha, representada por Marine Le Pen, se aseguró el paso a la segunda vuelta.

Agencia EFE

Dejá tu comentario