El mercado de los EE.UU. en una semana importante

Edición Impresa

La semana que pasó los mercados terminaron con saldos semanales positivos, aunque el viernes sólo el NASDAQ pudo terminar en terreno positivo, Dow y S&P500 cerraron con saldos negativos el viernes aunque positivos para la semana.

No bien se cerraron los mercados, el último viernes se dio a conocer la falta de acuerdo en el Congreso entre demócratas y republicanos, el deadline para llegar a un acuerdo se acerca, y numerosas calificadoras amenazan con bajar la calificación de la deuda norteamericana si el mismo no llega.

¿El mercado más grande del mundo en default?

Parece extraño, pero se han leído y escuchado numerosas opiniones acerca de la necesidad de que EE.UU. encuentre una solución, si no no se podrían cumplir algunos compromisos de deuda del mercado más grande del mundo.

A todo esto, ¿qué pasó con Wall Street? Muchos operadores y analistas esperaron ansiosos y con temores renovados la apertura nocturna de los futuros este domingo.

Los mismos en las primeras operaciones llegaron a mostrar bajas en los futuros de Dow, S&P500, NASDAQ superiores al 1%; dicho comportamiento se mantuvo con debilidad hasta el mismo momento de la apertura norteamericana del lunes. Al escribir esta nota, el Dow y el S&P500 han recuperado casi todas las pérdidas, mientras que el índice NASDAQ se ha colocado en terreno positivo.

Una premisa básica del análisis técnico es que el mercado descuenta todo, otra de psicología de masas es que los techos se hacen con buenas noticias, con la mayoría de los participantes optimistas, y que con las malas noticias, por más malas e inesperadas que sean, el mercado no cambia la tendencia, absorbe las mismas con un ajuste en mayor o menor medida y luego continúa con la tendencia previa que venía trayendo el índice.

Un ejemplo cabal de ello lo tuvimos este mismo año con el lamentable terremoto y tsunami japonés que generó una caída en todos los mercados mundiales. Los mercados norteamericanos antes del tsunami venían subiendo, el mercado ajustó con la noticia hasta un mínimo de 11.555 puntos y luego continuó su ascenso, luego tuvimos el informe de S&P500 que cambió la perspectiva de EE.UU., esta mala noticia también lo tomó al mercado subiendo y terminó brindando un ajuste que nuevamente fue comprado.

El mercado sólo consiguió techo cuando la popularidad de Obama saltó 15-20 puntos en el mismo momento que EE.UU. en un operativo militar abatió al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Desde allí el mercado comenzó un ajuste que hemos explicado en reportes previos, cómo el Dow reconoció la línea de tendencia madre alcista desde marzo de 2009 y cómo el S&P500 reconoció su media de 200 días.

Desde allí el mercado generó una fuerte recuperación, con niveles de máximos de 12.750 en el Dow y de 1.346 puntos en el S&P500, recortando casi el 80% de las pérdidas desde los techos de fines de abril, comienzos de mayo.

El NASDAQ, por su parte, el día viernes de la semana que pasó superó los máximos de 2.418 puntos de fines de abril, comienzos de mayo y produjo un cierre arriba de los techos de meses atrás justo este viernes que pasó.

Es por ello que la noticia los toma a los tres índices, pero básicamente al NASDAQ tecnológico, subiendo y en nuevos máximos de recuperación, por lo tanto esta coyuntura especial de EE.UU. con el deadline desde el punto de vista técnico es toda una prueba, ya que:

a) El mercado está descontando un final feliz, un acuerdo o solución, por eso está en sus máximos el NASDAQ y recuperó el lunes todas las pérdidas de la noche.

b) Si no hay final feliz y toma de sorpresa al mercado deberíamos ver un ajuste, pero no un cambio de tendencia de precios en el mercado y encontrar soporte para volver a retomar el alza los mercados norteamericanos.

Analicemos las dos hipótesis.

Hipótesis de un acuerdo en el Congreso; esto sería una buena noticia, el mercado haría techo inmediato, no lo creemos por dos razones: la primera es que el sentimiento del mercado está bastante neutro, no hay euforia, hoy está el 60% de los traders optimista y el 40% pesimista, no ha llegado a la saturación, y otro tema es la figura que tiene el NASDAQ, que se puede apreciar es un plano irregular expandido.

Esta figura de Elliott precede a grandes movimientos tendenciales y generalmente al menos el mercado debe recorrer dos veces la figura del plano, en este caso nos llevaría a 2.600-2.800 puntos del NASDAQ.

En el caso del S&P500 y del Dow la figura es una onda 4 en plano continuo, que también tendría fuertes consecuencias alcistas aunque no tanto como la que podemos ver en el NASDAQ 100, que definitivamente debería liderar, pero objetivos de 13.500 en el Dow y niveles de 1.450-1.500 de S&P500 no deberían sorprendernos.

Hay que esperar de todos modos la confirmación de los índices, ya Charles Dow nos hablaba de la confirmación de las medias, y hoy el único que ha superado los máximos anuales es el NASDAQ tecnológico y debemos ver lo mismo para el Dow y para el S&P500, es decir poder superar los niveles máximos de 12.875-12.925 para el Dow y de 1.370-1.376 para el S&P500.

La superación de dichos niveles confirmará el movimiento hacia 13.500 y los 1.450-1.500 puntos agregando confianza a lo que está señalando el NASDAQ desde el último viernes.

Ahora bien, ¿qué pasaría si no hay final feliz en los mercados, y se produce la tan temida baja de calificación de la deuda norteamericana? Allí podemos tener diversos niveles de ajuste y debemos pensar que el Dow y el S&P500 están haciendo, en lugar de un plano continuo, un triángulo con una onda B irregular, y en el caso del NASDAQ sería una onda 2 postplano irregular.

Es decir, el mercado seguramente caerá, pero no creemos que la tendencia alcista cambie, sino que será un ajuste con pánico que nuevamente, como pasó con el tsunami, el mercado lo tomará como oportunidad de compra.

Los soportes en el caso del Dow se encuentran en niveles de 12.200-12.300 puntos; en el caso del S&P500 los soportes se encuentran en 1.300-1.290 puntos, y en el caso del NASDAQ 100 en niveles de 2.385-2.375 puntos si los ajustes son razonables; si no, deberíamos hablar de soportes clave como medias móviles de 200, líneas de tendencia alcistas desde marzo de 2009 para detener el embate bajista por noticias que vendrían. El mercado tendrá una gran prueba para poder soportar las malas noticias, si éstas ocurren, pero creemos que puede salir airoso. Veremos.

Dejá tu comentario