23 de abril 2013 - 00:00

El mercado de siempre

El mercado de siempre
Si hay una cantilena que hemos escuchado una y otra vez en los casi 20 años que tenemos de escribir esta columna todos los días es: "Esta vez es diferente" (título del excelente libro de Reinhart y Rogoff -hoy algo cuestionados, pero por otro tema-). Sin más fundamento que una mera expresión de deseos, el mantra vuelve a estar estos días en boca de los analistas y charlatanes (de uno y otro lado del mercado). Así, esta vez es diferente porque la tecnología desplazó al inversor pequeño y a las "tripas". Esta vez es diferente porque los inversores grandes y pequeños dejaron de mirar el largo plazo para convertirse en especuladores. Esta vez es diferente porque lo que valen no son las noticias sino los rumores e historietas. Esta vez es diferente porque las políticas keynesianas generaron un largo período de alto crecimiento...; pero si es cierto algún "esta vez es diferente", los precios de las acciones deberían gritarlo. Como vimos el jueves y el viernes (inconsistencia de los modelos típicos de valuación y riesgo), el número de variaciones extraordinarias que le aparejó la crisis 2008 al mercado accionario ( 6 "cisnes negros") no ha sido extraordinario (tuvimos 7 en 1987-2007 y 45 en 1896-1940). Si en lugar de mirar los comportamientos extremos miramos los "normales", vemos que en contra de los "esta vez es diferente", los precios de las acciones (Dow) se están comportando (diariamente) de una manera indistinguible de lo que hicieron en el pasado (1896-2009 2009-13 p=8.4%). De hecho, podríamos argumentar que con la crisis se redujo la volatilidad y aumentaron los rendimientos (2008-09 2009-12 2013 Mañana la seguimos. Ayer, apuntalado por Microsoft y Caterpillar, el Dow avanzó el 0,14% a 14.567,17 puntos.

Dejá tu comentario