El nuevo “Gran Gatsby” abre Festival de Cannes

Edición Impresa

Ahora con Leonardo Di Caprio

París - La nueva versión de "The Great Gatsby" (El Gran Gatsby), del director australiano Baz Luhrmann con la actuación de Leonardo Di Caprio y en 3D, inaugurará fuera de concurso el 15 de mayo la 66° edición del Festival de Cannes, anunciaron ayer sus organizadores. La película está inspirada en la famosa novela de Francis Scott Fitzgerald sobre un renombrado productor de Hollywood de los años '20, que ya había sido llevada al cine por Elliott Nugent en 1949, con Alan Ladd, y por Jack Clayton en 1974, con Robert Redford, en los respectivos papeles protagónicos.

Junto con Luhrmann estarán presentes en la inauguración del festival los protagonistas Di Caprio, Tobey Maguire y Carey Mulligan. Es la segunda vez que Buhrmann abre Cannes después de haberlo hecho en 2001 con "Romeo + Juliet". En aquella ocasión organizó una fiesta espectacular que ha quedado en los anales del festival. Los organizadores también ratificaron que el presidente del jurado será Steven Spielberg, pero falta un mes para el anuncio del programa completo y dos para la celebración, del 15 al 26 de mayo, por lo cual la prensa ha aventurado los primeros títulos.

Descartada "Los amantes pasajeros", la nueva comedia de Pedro Almodóvar que se estrena en casi todo el mundo en marzo (traicionando al festival del que era huésped estable desde 1999), solo queda examinar la lista de films terminados o por terminar, disponibles para Cannes. Por ejemplo, uno de los más firmes candidatos hubiera sido el danés Lars von Trier que debería tener lista por lo menos la primera parte de "Nymphomaniac", que da que hablar por la carga erótica de las confesiones de una ninfómana, interpretada por Charlotte Gainsbourg. La actriz por el director es capaz de cualquier cosa como lo revela su labor en "Anticristo", que le valió la Palma a la mejor actriz en Cannes en 2009. Pero el festival declaró a Von Trier "persona no grata" cuando en la conferencia de prensa de "Melancholia", hace dos años, se le ocurrió nada menos que elogiar a Adolf Hitler.

Otro habitué es Terrence Malick, quien después de una filmografía esporádica descubre a casi 70 años (los cumple el 30 de noviembre) ser víctima de una bulimia creativa con tres proyectos casi terminados, entre ellos una historia de amor, aún sin título, con Ben Affleck, Javier Bardem, Rachel McAdams y Rachel Weisz, que podría muy bien aspirar a una segunda Palma de Oro, después de la conseguida en 2011 con "El árbol de la vida". El artista plástico negro inglés Steve McQueen, ya totalmente cineasta, tiene listo su tercer largometraje con su actor fetiche, Michael Fassbinder, titulado "Twelve Years a Slave", sobre un hombre raptado en la Nueva York de mediados del siglo XIX para ser vendido como esclavo en el sur de Estados Unidos.

El francés Michel Gondry dirige por primera vez una obra en su idioma natal sobre la novela culto "L'écume des jours" de Boris Vian con Audrey Tautou, Romain Duris y Omar Sy, o sea tres de los más famosos actores jóvenes, ya apreciados a nivel internacional.

Sofia Coppola podría volver a Cannes, después del León de Oro veneciano por "Somewhere" en 2010, con "The Bling Ring" con Emma Watson en su primer papel importante después de finalizada la saga de "Harry Potter", que habla de una banda de adolescentes que, haciéndose pasar por "fans" de celebridades, en realidad las contactan para desvalijar sus casas. Paolo Sorrentino es, junto con Nanni Moretti, uno de los dos abonados fijos italianos de Cannes y para el festival está dando los últimos toques a "La grande bellezza" donde su actor fetiche Toni Servillo pasa revista a una vida repleta de mujeres fascinantes (Sabrina Ferilli, Isabella Ferrari, Pamela Villoresi y una rediviva Serena Grandi que luego de ser un ídolo sexy de los años '80 se ha revelado como estupenda actriz.

El israelí Ari Folman, que Cannes descubrió con su opera prima, "Bailando con Bashir", vuelve a mezclar actores reales con secuencias animadas en "The Congress" pero la post-producción es tan complicada que probablemente el film irá a parar a Venecia como "Sin City: A Dame to Kill" de Robert Rodriguez, secuela de "Sin City" que Cannes estrenó en 2005, con los mismos actores, Mickey Rourke, Bruce Willis, Jessica Alba y Josh Brolin. Pero la adquisición más esperada del festival sería "The Past" con la argentina Berénice Bejo, dirigida en Francia por el iraní Asghar Farhadi en su primera incursión en el cine internacional después de haber ganado en 2011 el Oso de Oro en Berlín y en 2012 el Globo de Oro de la prensa extranjera de Hollywood y el Oscar al mejor filme extranjero por "Una separación". Y quizá Woody Allen termine a tiempo su nueva comedia, ambientada de vuelta en Nueva York, con Bradley Cooper, Cate Blanchet y Alec Baldwin.

Dejá tu comentario