La actividad se contrajo un 7,5% en noviembre

Edición Impresa

Fue la mayor baja del año. En 11 meses, el EMAE acumuló una caída del 2,2% y de acuerdo con los privados en 2018 disminuiría entre 2% y 2,5%.

La actividad económica se desplomó en noviembre un 7,5% interanual, alcanzando la mayor baja del año y la más alta desde marzo del 2008, con la cual acumuló una merma del 2,2% en los primeros once meses del año, informó ayer el INDEC. Además, en relación con octubre, el indicador anotó una baja del 2,3% en términos desestacionalizados, en un marco de elevadas restricciones de liquidez, pese a que se registró un tipo de cambio ya estabilizado.

El dato no sorprende porque se dio a conocer luego de que el INDEC presentara diversos indicadores económicos correspondientes al mes, que en muchos casos anotaron los peores registros del año, como fue el caso de Industria (-13,3%) y Construcción (-15,9%), por ejemplo. La consultora Ecolatina explicó que “luego del impacto negativo de la sequía sufrido en el segundo trimestre, la contracción económica se profundizó como consecuencia de la crisis cambiaria y la correspondiente aceleración de la inflación en el segundo semestre”. “Estos factores minaron el poder adquisitivo en dólares y en pesos, siendo la retracción del consumo el principal resultado”, precisó. “Por otro lado, tras la incertidumbre reinante en septiembre y octubre, las empresas retomaron la toma de decisiones y comenzaron a ajustar su producción dadas las nuevas perspectivas económicas”, agregó.

Entre las principales caídas se destacó el rubro de comercio mayorista, minorista y reparaciones (-18%), seguido por la Industria manufacturera (-12,6%) y la Construcción (-11,4%), que completaron el podio. Más abajo se ubicaron Impuestos netos de subsidios (-9,3%), Intermediación financiera (-7,1%), Pesca (-5,5%), Hoteles y restaurantes (-5,2%), Transporte y comunicaciones (-4,9%), Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-2,7%), Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (-0,7%) y Administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria (-0,6%). Los únicos que finalizaron en alza fueron Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+1,9%), Enseñanza (+1%), Electricidad, gas y agua (+0,7%) y Servicios sociales y de salud (+0,5%).

Esto demuestra que la baja se dio en prácticamente todos los sectores, ya que alcanzó a 12 de los 16 rubros relevados. Además, en esta oportunidad tuvieron un fuerte impacto diversos rubros que tienen una gran ponderación en el indicador, como el de comercio, la industria manufacturera y transporte y comunicaciones. En diciembre podría haber cierta mejora con respecto a noviembre (o una desaceleración de la caída) por las menores restricciones, en medio de una mayor demanda de dinero típica de la época, producto del pago de aguinaldos y de las vacaciones, entre otras cuestiones. De todas formas, nuevamente habría una caída interanual, con lo cual el indicador terminaría cayendo entre 2% y 2,5% en todo el 2018.

Ecolatina remarcó que “si bien hasta octubre la recesión no se traducía en una ola de despidos (sí en una reducción en las contrataciones, las cuales se encontraban en mínimos históricos), esperamos que las estadísticas del último bimestre del año muestren una intensificación en los ceses de relaciones laborales”. No obstante, “el principal ajuste lo sufrieron los salarios reales, que en el último trimestre estimamos que cayeron en promedio cerca de 12% interanual”, señaló. En este sentido, “la evolución del poder adquisitivo de los salarios será el factor que impedirá una rápida recuperación de la actividad, por sus efectos sobre el consumo”, sostuvo.

Por su parte, la consultora ACM sostuvo que “las altas tasas, la falta de liquidez, la caída de salario real, conjuntamente con el freno de la obra pública seguirán incidiendo en los indicadores de actividad”. “Los indicadores adelantados como los de industria, comercio y construcción sumados a la caída generalizada de importaciones que mostraron los últimos datos de comercio exterior nos llevan a pensar que en diciembre el EMAE mostrará caídas interanuales cercanas al 6%”, explicó. “En este escenario el arrastre para el 2019 se encuentra en torno al 3,2%, de modo que para el año se espera una merma del 2% interanual”, agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario