15 de marzo 2012 - 00:00

En otoño habrá escasas lluvias en área agrícola

En otoño habrá escasas lluvias en área agrícola
El próximo miércoles comienza el otoño, marcando el inicio de un proceso de transición que cambiará el escenario climático. Gradualmente, los vientos cálidos y húmedos del trópico irán retirándose hacia el norte, dando paso a los vientos secos y fríos del sudoeste. Por esta causa, las precipitaciones se irán corriendo en la misma dirección, hasta hacerse escasas en la mayor parte del área agrícola nacional.

Al comienzo de la segunda etapa de la perspectiva climática, continuarán soplando los vientos de sector sur, acentuado el descenso de la temperatura iniciado en los días anteriores, provocando temperaturas mínimas inferiores a lo normal. Posteriormente, las temperaturas ascenderán, pero sin llegar a alcanzar valores tan elevados como durante las semanas previas.

Hacia el final de la primera etapa de la perspectiva, el paso de un frente Pampero provocará precipitaciones de variada intensidad y el descenso de la temperatura.

Las precipitaciones se concentrarán sobre el noroeste argentino, la Región del Chaco, partes de Cuyo y el noroeste de la Región Pampeana, donde alcanzará valores abundantes (más de 25 milímetros), con algunos focos de tormenta (más de 100 milímetros) con riesgo de granizo y vientos.

El oeste de la Región Pampeana y el norte de la Mesopotamia registrarán lluvias moderadas (10 a 25 milímetros), mientras que la mayor parte del centro y el sur de la Región Pampeana y el centro y el sur de la Mesopotamia observarán valores escasos (menos de 10 milímetros).

La segunda etapa de la perspectiva mostrará un fuerte contraste térmico entre el norte y el sur del área agrícola nacional. El este del NOA, la Región del Chaco, el norte de la Región Pampeana y el centro y el norte de la Mesopotamia observarán una fuerte entrada de vientos tropicales que provocará temperaturas máximas y mínimas de tipo estival superiores a lo normal.

Contrariamente, el este de La Pampa y el centro y el sur de Buenos registrarán vientos marítimos que mantendrán las temperaturas máximas y mínimas por debajo de lo normal, dando un adelanto de tiempo otoñal típico.

Las precipitaciones se concentrarán marcadamente sobre el NOA, Cuyo, el oeste de la Región del Chaco y el noroeste de la Región Pampeana, donde se observarán valores abundantes a muy abundantes (25 a 75 milímetros) con numerosos focos de tormentas severas, con aguaceros torrenciales, vientos y posibles granizadas.

Contrariamente, la mayor parte del resto del área agrícola nacional observará precipitaciones escasas (menos de 10 milímetros), con algunas precipitaciones moderadas (10 a 25 milímetros) sobre la costa de Buenos Aires.

Especialista en agroclimatología [email protected]

Dejá tu comentario