Esperan que lluvia de dólares continúe hasta fin de año

Edición Impresa

A diferencia de lo que sucedió en los últimos años, fin de julio no marcaría el fin del fuerte ingreso de dólares por la cosecha de soja. Esta vez la expectativa del equipo económico es que continúe la «lluvia de divisas» casi hasta fin de año y tienen sus motivos para pensar de esta manera.

Ayer, por lo pronto, las reservas continuaron rompiendo récords al superar la barrera de los u$s 51.000 millones. Los u$s 51.008 millones crecerán hasta mediados de la semana próxima, cuando el Gobierno use u$s 2.300 millones para cancelar Boden 2012.

El gran ingreso de divisas le permitió al Central comprar más de u$s 6.000 millones en lo que va del año. De esta forma evitó una caída en el valor nominal del dólar. Y Mercedes Marcó del Pont se encargó de confirmar, como si quedara alguna duda, que el Gobierno no lo dejará caer.

Las reservas, sin embargo, aumentaron mucho menos en lo que va del año debido a la fuga de capitales (que se mantuvo hasta junio, aunque bajó a niveles mínimos en julio) y el pago de vencimiento de deuda en dólares, vía Fondo de Desendeudamiento, creado por decreto de Cristina de Kirchner. Por eso, las reservas subieron menos de la mitad en lo que va del año que la compra de dólares realizada por el BCRA.

Entre los motivos que generaron optimismo en relación con el ingreso de divisas en lo que resta de 2010 es que la liquidación de dólares provenientes de la soja es mucho más lenta que en años anteriores. Según estiman en el sector agropecuario, aún no se ha liquidado ni el 50% de la cosecha de este año. Los productores prefieren mantener el stock en silos bolsa en parte como una manera de ahorro y también especulando con una suba mayor de los precios.

Por lo tanto, lo más probable es que de ahora en más no se produzcan picos de ingreso de divisas por la liquidación de los productores sojeros de u$s 700 millones semanales. Pero la cifra podría estabilizarse en niveles de entre u$s 300 y u$s 400 millones por lo menos en el próximo trimestre. Este ingreso sería más que suficiente como para que el BCRA continúe con un intenso ritmo de compras.

Pero los dólares de la soja no serán los únicos que mantendrán el excedente de divisas en el mercado en los próximos meses. En forma creciente están ingresando dólares financieros. Las colocaciones realizadas en los últimos días por IRSA (u$s 150 millones) y la provincia del Chubut (una suma similar) terminarán entrando al mercado, sumándose a la oferta de dólares.

Y si el mercado continúa jugando a favor, hay una lista de provincias y de compañías pensando también en realizar sus propias colocaciones en el exterior. Con tasas de interés cercanas al 10%, se multiplicarían los candidatos para emitir deuda en el exterior, algo que no sucedía prácticamente desde mediados de 2007.

Y además están los dólares de inversores extranjeros que buscan oportunidades en el mercado local. La suba de las últimas semanas en títulos públicos y cupones PBI no hizo más que dejar claro que existe apetito por parte de los grandes fondos por incrementar su participación en activos locales. Este flujo, lógicamente, también se suma a la oferta de divisas.

Esta acumulación de dólares es clave para hacer frente al pago de Boden 2012, sin que se note demasiado (las reservas igual seguirán por encima de u$s 49.000 millones). Pero no hay mucho margen para el descanso: el año que viene se volverán a utilizar para pagar deuda y la suma será más abultada que este año.

Dejá tu comentario