Esteban Echeverría: exención de tasas impositivas para las empresas durante cinco años

Edición Impresa

Las políticas contracíclicas son una caja de herramientas a disposición de los Estados locales, que, muchas veces, no son aplicadas por falta de iniciativa y, sin embargo, pueden significar el impulso hacia el desarrollo sostenible de un distrito.

Las políticas contracíclicas son una caja de herramientas a disposición de los Estados locales, que, muchas veces, no son aplicadas por falta de iniciativa y, sin embargo, pueden significar el impulso hacia el desarrollo sostenible de un distrito. En Esteban Echeverría, pensamos proactivamente el desarrollo económico y optamos por una exención impositiva de cinco años que favorecerá a las empresas que decidan instalarse en nuestro polo industrial.

En los últimos años, nuestro municipio se transformó en un verdadero centro industrial estratégico, con gran potencial y oportunidades concretas para emprender nuevas actividades o ampliar la capacidad productiva de empresas ya líderes. Desde el inicio de nuestra gestión, tuvimos la decisión firme de invertir y modernizar la infraestructura, servicios y espacios públicos, vías de acceso y rutas, además de garantizar condiciones sanitarias y ambientales óptimas, es decir, un escenario muy favorable para la industria.

Medidas contracíclicas en un momento clave

En este sentido, el año pasado–en plena segunda ola de la pandemia– actuamos rápidamente en un momento de inflexión. Debíamos reactivar el sistema productivo y profundizar el desarrollo socioeconómico de nuestro municipio. De este modo, presentamos ante el Honorable Concejo Deliberante un proyecto de promoción industrial –una iniciativa anticíclica– para ofrecerles a todas las empresas que decidieran radicarse en Esteban Echeverría una medida impositiva sin precedentes. Una exención por cinco años.

Si bien nuestro espacio político cuenta con la representación mayoritaria, nuestra elección es el diálogo y la participación de todos los actores sociales, políticos y económicos de nuestra comunidad. Sabemos que la clave es escuchar a todas las partes en pos del bienestar integral, por lo que nos distingue una clara modalidad de gobierno abierto.

Por ende, y en virtud del círculo virtuoso de crecimiento, educación, empleo genuino y mejores condiciones de vida que siempre fomentamos, nuestro proyecto fue aprobado de manera unánime y se convirtió en una ordenanza municipal que ha propulsado grandes avances socioeconómicos.

Apenas pusimos en marcha este paquete de beneficios impositivos, nuestro polo industrial –ya pujante– se robusteció aún más por el arribo de empresas líderes en el mercado y también de gran cantidad de pymes que encontraron en Esteban Echeverría un ámbito estable con seguridad jurídica, una comunidad arraigada en la cultura de trabajo y una oportunidad única para crear, producir y comercializar.

Si bien nuestro polo industrial ya estaba consolidado en varias áreas, este programa de exención impositiva atrajo más empresas, pero no solo para la producción de bienes de consumo, construcción, logística y transporte doméstico e internacional, sino que se sumaron también más servicios de ingeniería y consultoría tecnológica, turismo, el área de energías renovables y la industria del software y el conocimiento. Nos enorgullece contar con firmas líderes en todos los sectores de la economía, ya que esto implica que en nuestro distrito se produce un alto valor agregado, una variable clave para el desarrollo sostenible de una Nación.

Los resultados positivos que obtuvimos al implementar este régimen de exención fueron realmente contundentes. Entonces, nuestro horizonte es profundizar estas políticas contracíclicas para continuar por la vía del desarrollo sostenible. Por lo tanto, decidimos continuar nuestro programa de incentivo a las industrias por cinco años, sea cual fuere la nómina de empleados de cada empresa.

Definitivamente, es un desafío para nuestro municipio, pero sabemos que cinco años de semejante alivio fiscal será un impulso efectivo para las emprendedoras y emprendedores de los diferentes rubros. Por ello, desde el Estado local, apostamos a las empresas sustentables que aseguran producción, valor agregado y empleo genuino y, de este modo, les garantizamos condiciones promisorias para que crezcan en el polo industrial echeverriano.

Nuestra gestión actúa con ideas claras; de ahí que nos proponemos un verdadero círculo virtuoso. Y priorizamos el valor agregado y el empleo genuino; de ahí, la centralidad del conocimiento y la tecnología para nuestra economía local. Incentivamos a las nuevas generaciones para que se formen y puedan así acceder a empleos de calidad y crecer profesionalmente sin necesidad de alejarse de su lugar de residencia.

Por lo tanto, nuestra alianza con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) para el dictado de diplomaturas y tecnicaturas cumple una función esencial: la formación de profesionales para el perfil de las búsquedas de las empresas de logística, comercio internacional y comunicaciones activas en nuestro polo industrial y este proceso se transforma, luego, en empleo de calidad para nuestras vecinas y vecinos. El aporte de las universidades para la sostenibilidad de las ciudades es indiscutido, por lo que trabajamos en pos de un equilibrio saludable entre el conocimiento, la producción, la inversión y un Estado local, que garantiza reglas claras y justas.

Esteban Echeverría plantea un modelo de gestión proactiva, con medidas precisas, en las que nada queda librado al azar. De este modo, acentuamos nuestras políticas contracíclicas, que han dado tan buenos frutos para la economía local. En momentos en los que el incremento impositivo era la tendencia general, nuestro municipio justamente eligió lo contrario. Y no nos equivocamos.

Es muy simple. Nuestra gestión está signada por el incentivo a la industria, el trabajo, el conocimiento y la innovación. Y, sin dudarlo, actuamos en consecuencia, a partir de un sistema articulado en el que el Estado local trabaja rápidamente como mediador para forjar el crecimiento productivo, el empleo sustentable y una mejor calidad de vida de las vecinas y los vecinos. En virtud de ello, forjamos alianzas y acuerdos con cámaras empresariales y organismos internacionales para integrarnos con la región y el mundo.

En esta segunda fase de nuestro sistema de promoción industrial de vanguardia, trabajamos para acentuar nuestro compromiso con el desarrollo sostenible, pero en el marco de una gestión ágil y activa, un escenario seguro que propone reglas transparentes para las empresas y políticas públicas para las demandas económicas y sociales del siglo XXI.

Dejá tu comentario