Europa defendió en bloque el texto e Israel celebró su ruptura

Edición Impresa

El premier Benjamín Netanyahu destacó como “valiente la decisión” del mandatario norteamericano. Rusia, aliado de Teherán, lo acusó de “pisotear groseramente la legislación internacional”.

París - Los líderes de Francia, Alemania y Reino Unido se comprometieron ayer a mantener el acuerdo nuclear con Irán, mientras que Israel celebró la "valiente" decisión tomada por el presidente Donald Trump que romper con él y reactivar las sanciones contra Irán. Rusia se dijo "profundamente decepcionado" con la medida.

"Nuestros Gobiernos siguen comprometidos con asegurar el mantenimiento del acuerdo y trabajaremos con todas las partes restantes del acuerdo para asegurar que este siga siendo el caso", dijo un comunicado conjunto del presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel y la primera ministra británica Theresa May. "Alentamos a Irán a reaccionar con moderación ante la decisión estadounidense", agregaron.

Los tres líderes, que charlaron telefónicamente minutos antes de que Trump hiciera el anuncio de la retirada estadounidense, se comprometieron a garantizar beneficios económicos para el pueblo iraní vinculados con el pacto, aunque no se especificó qué implica esto para las relaciones comerciales entre Irán y empresas europeas.

La decisión de Trump abrió una fisura evidente en la tradicional alianza de Estados Unidos con los países europeos.

Antes de que se difundiera el comunicado conjunto, Macron había reaccionado en Twitter señalando que "Francia, Alemania y Reino Unido lamentan la decisión estadounidense".

Rusia, otro de los firmantes del pacto, se dijo "profundamente decepcionado" por el anuncio del mandatario republicano y consideró que "con esa decisión se pisotea groseramente las normas de la legislación internacional".

En contrapartida, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, afirmó, en un mensaje televisado inmediatamente después de la declaración de Trump, que su Gobierno apoyaba "totalmente la decisión valiente" de Trump.

El premier recordó que se opuso al acuerdo "desde el principio" porque "abre la vía hacia un arsenal completo de bombas nucleares, y ello en unos años".

"El acuerdo no hizo retroceder el riesgo de guerra, lo acercó, el acuerdo no limitó la actuación agresiva de Irán, lo aumentó formidablemente" en toda la región, declaró.

Netanyahu ha denunciado en las últimas semanas el incremento de la presencia militar iraní en Siria y el aumento del traspaso de misiles a su aliado, el Hizbulá libanés, para atacar a Israel.

Ayer, insistió en que su Gobierno está fuertemente decidido a evitar una presencia militar duradera de Irán en Siria. "Vamos a reaccionar con toda dureza al intento de atacarnos", señaló. Poco después Israel lanzó un ataque aéreo contra una posición del Ejército sirio al sur de Damasco.

El otro rival de Irán en Medio Oriente, el reino sunita de Arabia Saudita, dijo que "apoya los pasos anunciados por el presidente de Estados Unidos para retirarse de acuerdo nuclear y para restablecer las sanciones económicas contra Irán".

Riad acusa a Teherán "de sacar provecho de los ingresos generados por el fin de las sanciones para desestabilizar la región", según una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores saudita.

En tanto, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, exhortó a los demás países signatarios del acuerdo nuclear con Irán de 2015 a respetar sus compromisos.

"Estoy profundamente preocupado por el anuncio de retiro de Estados Unidos del acuerdo JCPOA (en referencia al acrónimo en inglés del documento) ", subrayó.

Agencias AFP, DPA, ANSA y Reuters

Dejá tu comentario