21 de noviembre 2022 - 00:00

Exchange FTX adeuda casi u$s3.100 M a sus 50 principales acreedores

Preocupa el monto total del pasivo, ya que la masa de afectados por la quiebra llega a un millón de usuarios.

paraguas. FTX se declaró en bancarrota ante un tribunal de Delaware.
paraguas. FTX se declaró en bancarrota ante un tribunal de Delaware.

La plataforma de intercambio de criptomonedas FTX, que se acogió a la protección de la ley de quiebras de Estados Unidos, precisó que la deuda con sus 50 mayores acreedores asciende casi 3.100 millones de dólares. Así lo informó la empresa en una presentación judicial el fin de semana.

FTX y sus subsidiarias se declararon en bancarrota ante un tribunal de Delaware el 11 de noviembre pasado, en uno de los estallidos de la burbuja de criptoactivos de mayor impacto de la historia. Se estima que el default afectó a un millón de clientes y otros inversores que enfrentan pérdidas totales por alrededor de miles de millones de dólares.

La exchange de criptomonedas informó oficialmente el sábado último que ha puesto en marcha una revisión estratégica de sus activos globales y se está preparando para la venta o reorganización de algunos negocios.

FTX, junto con alrededor de 101 empresas afiliadas, también buscó alivio judicial bajo el paraguas de la ley de quiebras para permitir el funcionamiento de un nuevo sistema de gestión de efectivo global y tratar de realizar pagos a sus proveedores críticos.

En este marco, FTX aseguró que explorará ventas, recapitalizaciones u otras transacciones estratégicas para algunas unidades, según el nuevo director general de la compañía, John Ray, en un comunicado que lleva su firma.

En una presentación judicial realizada el sábado, FTX solicitó permiso para pagar reclamos previos al concurso de acreedores por hasta 9,3 millones de dólares para atender a sus proveedores más críticos tras una orden judicial, cifra que se puede extender hasta 17,5 millones de dólares. La plataforma advirtió que si no recibe la ayuda judicial solicitada para renegociar con sus acreedores, se producirá un “daño inmediato e irreparable” para sus negocios.

FTX, uno de los tres operadores de criptomonedas más importantes del mundo, cayó en quiebra en menos de una semana, luego de reconocer que no contaba con cerca de 6.000 millones de dólares que le reclamaban sus usuarios porque supuestamente los había utilizado para inversiones fallidas, sin su consentimiento.

Esto provocó una crisis de confianza en todos los operadores cripto, y llevó que muchos publicaran por primera vez pruebas de activos para demostrar a sus usuarios que mantenían a resguardo los fondos custodiados.

“Sobre la base de nuestra revisión durante la semana pasada, nos complace saber que muchas filiales reguladas o autorizadas de FTX, dentro y fuera de Estados Unidos, tienen balances solventes, una gestión responsable y valiosas franquicias”, dijo Ray.

John J. Ray III asumió el cargo de CEO den FTX el 11 de noviembre al poco tiempo de la declaración de quiebra de la exchange.

El experto ha adquirido notoriedad por haber supervisado anteriormente la quiebra fraudulenta del antiguo gigante energético Enron, que contaba con unos u$s63.400 millones en activos y fue la mayor quiebra empresarial de la historia de Estados Unidos en aquel momento.

Agencia Reuters y Ámbito

Dejá tu comentario