23 de marzo 2009 - 00:00

Exitosa cirugía en manos argentinas

El nene chileno de 11 años al que le fue implantado un corazón artificial por un equipo mixto de médicos de la Argentina y de Chile evoluciona «muy favorablemente», dijo el cirujano Horacio Vogelfang, del Hospital Juan Garrahan.
A instantes de subir al avión que lo transportaría desde Santiago de Chile a Buenos Aires, Vogelfang informó que «estamos con el doctor Gerardo Naiman en el aeropuerto y acabamos de llegar del hospital, donde vimos que el paciente está evolucionando muy favorablemente».
El niño Felipe Cruzat esperaba hace 66 días un donante de corazón a raíz de una miocardiopatía que le había deteriorado sus signos vitales, y el agravamiento de su estado hizo que el sábado pasado los médicos del Hospital de la Universidad Católica de Chile decidieran implantarle un corazón artificial.
La cirugía, a cargo del cardiólogo chileno Pedro Becker y sus colegas Vogelfang y Naiman, del Hospital Garrahan de Buenos Aires, se realizó el sábado.
«La evolución del chico fue lo esperado, con todo a favor, y ya recuperó muchas de las funciones, como orinar y tener muy buena circulación arterial, que tenía perdidas por el deterioro cardíaco», dijo Vogelfang en diálogo telefónico desde Santiago.
«Salió todo muy bien, los padres estaban muy agradecidos y quedaron impactados porque les dijimos que tenían un hijo que la peleaba como un león», contó el médico.

Dejá tu comentario