EXPERTOS EN CRISIS, EXILIO Y TEATRO

Edición Impresa

Dos países, una década y dos crisis. La ruta del exilio económico Buenos Aires-Madrid-Buenos Aires es mostrada en una obra de teatro que concita un éxito llamativo en la capital española.

Madrid - La historia de una pareja de inmigrantes argentinos que se plantea regresar a Buenos Aires obligada por la crisis económica española ha sido el inesperado éxito teatral de la cartelera madrileña esta primavera. "En construcción", escrita e interpretada por los actores argentinos Carolina Román y Nelson Dante, es la historia de amor de Sole y Pablo, un matrimonio que junto con su beba, Sofía, huye de la crisis argentina de 2001 y llega a Madrid con sueños, proyectos y nostalgia, pero diez años después se plantea el retorno.

La tragedia, que refleja la situación por la que atraviesan cientos de inmigrantes en el actual contexto socioeconómico español, ha cosechado críticas muy elogiosas y ha logrado el lleno total durante dos meses en el Teatro del Arte, un espacio independiente de gran calidad. Tras el suceso en Madrid, la obra participará en los festivales internacionales de teatro de Orense y de Málaga, en octubre y enero, respectivamente.

"La idea surgió en una milonga del Barrio de Las Letras hace unos seis años", explica Román, y Dante acota que es "una obra gestada y parida en Madrid, donde nos conocimos con la negra Román y enseguida tuvimos ganas de hacer cosas juntos".

Los artistas compusieron una micropieza de 20 minutos que nació de una improvisación y que ya contenía el espíritu de toda la obra. "Al cabo de un tiempo, la actriz Ana Risueño nos propuso hacer la escena en Microteatro, una iniciativa de actores y directores españoles que consiste en representar en cinco salas obras de quince minutos de duración máxima, para menos de quince personas. Decidimos contar qué pudo haber pasado con esta pareja más de diez años después de aquel viaje de 2001. Al representarla observamos que había un feedback con la gente, tanto argentinos como españoles. Era el momento de contar esto porque la situación española tiene como un espejo a la crisis argentina y el arte está denunciando todo lo que pasa", explica Román.

El consagrado actor español Tristán Ulloa conoció el proyecto y decidió dirigir la obra. "Tristán conoce mucho la idiosincrasia y el cine argentinos. Le gustó el guión y fue una sorpresa muy buena", comenta Román. "Realmente, ahí empezó el viaje", sostiene Dante.

La pareja de Sole y Pablo debe atravesar dos desgarros. El primero, al abandonar la Argentina buscando una vida mejor en Madrid y el segundo, cuando Sole le plantea a su marido hacer el camino de vuelta, con una niña mayor y un sueño incumplido.

"Creo que al público español le conmueve la historia por la sencillez del montaje y porque habla de un problema actual para muchas familias. Lo terrible de la situación de estos personajes es que deben empezar de nuevo por segunda vez. En el caso de Sole, se sostiene como puede, tiene la responsabilidad de una hija y piensa: "Si acá no es mi sitio, donde sea". Sole es más "tierra" que Pablo, él es músico y trabaja en una obra en construcción, pero persigue el sueño de vivir de lo suyo. Sole le dice que tiene una responsabilidad... Pese a todo, los dos navegan en el mismo barco", explica Román.



Crisis a uno y otro lado del Atlántico

Según el Anuario de la Inmigración en España 2013 se ha registrado más de un millón de bajas residenciales de extranjeros entre 2008 y 2011. En este mismo período, unas 115.00 personas, en su mayoría de entre 25 y 35 años, abandonaron España.
Es decir, el proceso de retorno de los inmigrantes a sus países de origen se suma al aumento de la emigración; por lo tanto, las situaciones de desarraigo distan de ser ajenas para los españoles. Y es que en "En construcción" se habla de tango, de sabores, de olores, pero sobre todo de afectos que quedan atrás cuando se inicia un viaje sin pasaje de vuelta.

"Abandonar tu tierra implica un desgarro muy grande. Uno deja mucho, fundamentalmente deja la familia de origen; por eso quisimos apoyarnos con material audiovisual y poner las caras de la gente que se deja atrás. Para eso usamos fotos de nuestros propios afectos: la mamá de Nelson, mi hermana, mi papá, mis tíos. Toda una familia que queda con un vacío, una familia manca", dice Román.

El dolor por la separación, los vínculos afectivos que se van, los recuerdos que vuelven una y otra vez, los choques culturales y las ausencias son desafíos cotidianos a los que se enfrentan Sole y Pablo, y todos aquellos que desde la Argentina, en 2001, o desde España, en 2011, tienen que dejar su lugar para buscar otro espacio.

"Las crisis tienen muchas cosas en común, pero también diferencias", acota Dante. "En la Argentina la crisis es una cosa añeja, histórica. Es parte de nuestra forma de ser enfrentar los problemas con empuje, coraje y hasta con buen humor. A los españoles los agarra más desprevenidos". Román, por su lado, opina que los argentinos "vivimos permanentemente en crisis y la gente protesta. En España es algo muy nuevo; se empezaron a dar cuenta de la situación recientemente, pese a que hace tiempo que se perfila, y es preciso que la gente salga a la calle. Hay conciencia, pero hay poca reacción. La clase política goza de una impunidad aterradora. Hay problemas gravísimos como la cantidad de gente que está en el paro (desocupados), que necesita ayuda, y los políticos están provocando permanentemente".



El espacio teatral en España y en la Argentina

Dante y Román son dos actores argentinos afincados hace más de una década en España y conocen la escena argentina y española. Según Román, el actual momento del teatro en España es muy similar a lo que ocurría en la Argentina de 2001 porque es difícil conseguir subvención. "En nuestro caso, la obra fue autofinanciada, fue una apuesta. Cuesta mucho trabajo levantar un proyecto, ponerlo en pie. La realidad del teatro en España hoy me recuerda a mis inicios, cuando hacía teatro en Ave Porco".

Dante, por su parte, destaca que "el teatro argentino es un referente mundial y tiene una tradición en teatro social y underground que en España está comenzando". Motivados por la falta de ayudas públicas, muchos artistas en ciudades como Madrid y Barcelona han abierto pequeñas salas y han apostado por lanzarse a la aventura. Como el proyecto de "En construcción", han surgido iniciativas de gran calidad que buscan su lugar en medio de los recortes.

El sueño de Dante y de Román es representar la obra en la Argentina, contar en nuestro país una historia muy nuestra. Una historia de amor, de encuentros, de idas y vueltas que habla de los argentinos, de los españoles, de todos aquellos que se han ido o que han tenido que despedir a un ser querido. Habla de todos los pueblos porque, como afirma Ana María Shua en su novela "El libro de los recuerdos", "ninguno de nosotros puede estar seguro de que no tendrá que embarcarse otra vez, alguna vez, en el navío de los inmigrantes".



* Especial desde España para Ámbito Financiero

Dejá tu comentario