Exportaciones: apuestan al “potencial” de la minería para llegar a u$s100 mil millones

Edición Impresa

El Gobierno deposita en el sector “las esperanzas de superar la restricción externa”. Lanzó una mesa minera abierta a la comunidad, junto a empresarios, gobernadores y sindicatos. Hubo cuestionamientos de ambientalistas.

El Gobierno se ilusiona con el aporte que puede realizar la minería a la macroeconomía: prevén un “boom” de inversiones por más de u$s25 mil millones y triplicar las exportaciones para el fin de la década ante un “nuevo ciclo alcista” de precios internacionales por la transición energética. Para eso, el Ministerio de Desarrollo Productivo va en búsqueda de la licencia social, luego de las experiencias en Mendoza y Chubut.

Ayer el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, lanzó una Mesa Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad (Memac), donde obtuvo el respaldo del gabinete económico, gobernadores, sindicatos, empresarios y científicos. En un evento que duró casi 3 horas, hubo más de 15 discursos donde se mencionaron las ventajas de la minería. Sobre el final fue el turno de dos miembros de asociaciones ambientalistas, que expusieron fuertes cuestionamientos.

El encuentro se realizó ante un salón lleno en el Ministerio de Desarrollo Productivo. La secretaria de Minería, Fernanda Ávila, aseguró que el objetivo de la mesa minera abierta a la comunidad es “erradicar mitos”, para que se pueda desarrollar la minería bajo “estrictos” estándares ambientales. “Argentina vive un boom de inversiones, tiene los minerales para la transición a energías limpias, queremos dar el debate”, afirmó Ávila.

En la misma línea, Kulfas indicó que se trata de una “etapa bisagra” debido a que el mundo demanda cada vez más minerales que Argentina tiene, como el cobre y el litio. “La minería puede ofrecer parte de las soluciones a los problemas que tiene el país”, aseguró, y mencionó el caso de Chile, que en 2021 exportó u$s60 mil millones en minerales, 20 veces más que Argentina, “y con la misma cordillera”.

Al lado de Kulfas, el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, mencionó datos relacionados a las divisas: en los últimos 10 años se exportaron u$s34 mil millones, la balanza cambiaria tuvo superávit por u$s42 mil millones y inversión extranjera directa fue por un neto de u$s5.700 millones. “Por cada dólar que invierte genera 4 dólares de superávit en la balanza cambiaria”, afirmó Pesce, quien sentenció: “Depositamos en la minería las esperanzas de superar la restricción externa”.

“Me ilusiono cuando leo que hay proyectos de inversión por u$s12 mil millones, quisiera verlo reflejado en el balance cambiario lo antes posible, podríamos llegar a cuatriplicar las exportaciones, hay un potencial extraordinario a trabajar”, afirmó. De hecho, anticipó que será un sector “clave” para alcanzar la meta del Gobierno de llegar a u$s100 mil millones en exportaciones anuales, cifra que permitiría “relajar la administración cambiaria”. En este punto, mencionó que existen “discusiones intensas” con las empresas mineras por los reclamos de las casas matrices para el flujo de dólares y la compra de insumos.

También en el escenario, la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont, se refirió a los cuestionamientos que se hacen sobre evasión tributaria: la minería representa menos de 1 punto del PBI, pero la contribución de la actividad supera el 3% de la recaudación total. “Está la idea de que el Estado no sabe qué se exporta en minería. Trabajamos en laboratorios propios de Aduana y en los que tiene el Segemar, donde se toman muestras de todo lo que se exporta”, aseguró. En cuanto al empleo, estuvo presente el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quien mencionó que la minería tiene salarios que son 2,5 veces el promedio y con 85% de formalización.

Cuestionamientos

Sobre el final del encuentro, fue el turno de exponer de los miembros de organizaciones de la sociedad civil. Desde EcoHouse aseguraron que su presencia “no legitima los avances de la minería” y leyeron una serie de preguntas, sobre la falta de la presencia del ministro Juan Cabandié y qué modelo de país se piensa con una normativa del menemismo. “¿Cómo confiar en los datos de las provincias si el gobernador Arcioni dijo en campaña una cosa y después hizo otra”, se preguntó. En la misma línea, desde Jóvenes por el Clima pidieron que se garantice fiscalización transparente y citaron a Greta Thunberg: “Los vamos a estar vigilando”.

Antes de cerrar, Kulfas contestó las preguntas: dijo que Cabandié no estuvo por agenda y por eso estuvo Cecilia Nicolini del Ministerio de Ambiente; sobre el modelo de explotación, mencionó que la idea es la industrialización y por eso el proyecto de ley de electromovilidad. Sin mencionar a Arcioni, comentó: “Coincido con la falta de coherencia desde la política”. Mencionó que los controles no están a cargo de las empresas, sino del Estado. “En la ciudad hay derrumbes y a nadie se le ocurre prohibir la construcción”, dijo y concluyó: “No nos interesa ninguna inversión que no cuide el ambiente”.

Dejá tu comentario