FAP nacionaliza campaña en Bs. As. con Binner y Cobos

Edición Impresa

Picada, asado y un giro en la campaña en la provincia de Buenos Aires. El Frente Progresista Cívico y Social de Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín se agrupó ayer al mediodía en un barrio cerrado en la localidad de Pilar para analizar falencias y fortalezas del sector de cara a las elecciones legislativas de octubre. La conclusión fue unánime: el resultado del 11,1% de los votos cosechado en las PASO del domingo pasado fue magro y ahora el frente socialista-radical saldrá a nacionalizar la campaña de la mano de los dos opositores más victoriosos en sus distritos, Julio Cobos y Hermes Binner.

Sin esperar, ayer el exvicepresidente y compañero de fórmula de Cristina de Kirchner en 2011 puso en duda la proyección política de Sergio Massa, ganador de las PASO. "Que no le pase a Massa lo mismo que le sucedió a De Narváez", dijo Cobos en alusión al cuarto lugar al que quedó relegado el candidato en las primarias, apenas cuatro años después de haber vencido a Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires.

El FPCyS resolvió además encargar una encuesta cualitativa para desagregar cuál es la principal preocupación de los bonaerenses en materia de corrupción. Abordarán este tópico como eje central de la campaña y, teniendo en cuenta que en la Capital Federal también anidan votos del primer cordón del conurbano, también ensayarán un acercamiento con UNEN de Elisa Carrió. El objetivo para los comicios del 27 de octubre próximo es trepar a por lo menos el 17% del padrón electoral. Ayer en Pilar se debatió especialmente de dónde se pueden capturar votos para mejorar en la elección general el resultado logrado el domingo pasado. A Stolbizer y compañía le interesa indagar en el casi 20 por ciento del padrón que no fue a votar en las PASO. El denominado "voto escéptico" será un objetivo del FPCyS, además de una porción de votos del kirchnerismo. Creen que muchos votantes de centroizquierda cercanos al kirchnerismo podrían migrar a la boleta de Stolbizer, en especial sectores del progresismo como Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella que en la legislativa de 2009 alcanzó casi el 5 por ciento de los votos y que ahora deambula en busca de candidato.

El encuentro comandado por Stolbizer y Alfonsín contó con la presencia, por el GEN, del senador nacional por la provincia de Buenos Aires, Jaime Linares, el diputado Gerardo Millman, Omar Duclós y el senador provincial Carlos Fernández. La UCR sentó a Juan Pedro Tunessi, Miguel Bazze, quien ya se autoproclama en voz baja precandidato a la gobernación 2015, y María Luisa Storani. Por Barrios de Pie, estuvo el dirigente Jorge "Huevo" Ceballos. Los radicales se levantaron del asado antes de los postres ya que Alfonsín y los suyos posaron para una foto de unidad en la sede porteña del Comité Nacional UCR junto a Cobos.

Sin embargo, la convivencia GEN-UCR no es sencilla. Las huestes de Stolbizer todavía le facturan al alfonsinismo el trunco acuerdo 2011 con Francisco de Narváez, último candidato a gobernador del radicalismo en 2011. Los margaritos deslizan la teoría de que el hijo de Raúl Alfonsín no es precisamente un imán de votos y que, tal vez, sería más conveniente reducir su exposición en el último tramo de la campaña hacia octubre.También hubo un reproche velado a la muletilla de campaña "somos la única opción no peronista en la provincia de Buenos Aires". En el principal distrito electoral del país más del 75% vota por candidatos peronistas, un indicador de que el FPCyS armó una endeble campaña que tenía como destinatario a menos del 25% del electorado.

Dejá tu comentario