22 de septiembre 2009 - 00:00

Futuro ecológico

Futuro ecológico
Los principales analistas de la industria automotriz aseguran que no hay fórmula secreta para superar la crisis y está claro que a pesar de las mejoras evidentes en los principales mercados para retomar el camino del crecimiento, debemos soportar en el transcurso algunas plantas cerradas y una disminución de la fuerza de trabajo. Es el caso de Opel, que fue adquirida por Magna-Steyr (canadiense) y Sbrebank (el banco más grande de Rusia) en un 55% y con la ayuda de 4.500 millones de euros del Estado alemán evalúa el cierre de dos de sus plantas: la de Luton en Inglaterra y la de Antwerp en Bélgica.

Sin embargo, uno de los últimos gurús que ha dado la industria del automóvil, como lo es Carlos Ghosn, presidente de Renault y de Nissan, ha asegurado: «La crisis está claramente superada, si bien la recuperación será gradual y nos llevará varios años». Además, realizó pronósticos positivos para Estados Unidos y los países de los mercados emergentes (la Argentina es uno de ellos) para el primer trimestre de 2010, mientras para Europa estima que la mejora será a fines del año próximo.

Otro grupo automotor que no deja de hacer anuncios positivos es Volkswagen. Avanza con el objetivo claro de ser el número uno del mundo y para ello alguna de sus claves están en su participación en países como China y Brasil. Además, un poder de absorción de marcas inigualable. A la reciente adquisición de Porsche por los pasillos del Salón comenzaron a correr los rumores de una posible participación en Suzuki. Con respecto a las marcas japonesas, compañías grandes como Nissan, Honda y Mitsubishi no están presentes en Alemania y han preferido guardarse las novedades para el Salón del Automóvil Tokyo Motor Show, que abrirá sus puertas en la segunda quincena de octubre.

Otras marcas japonesas como Toyota y Subaru aprovechan Alemania para mostrar las nuevas generaciones de sus Land Cruiser y Legacy, respectivamente.

De las empresas coreanas, las novedades más importantes son los nuevos Hyundai ix 35 (es la nueva Tucson), Kia Sorento y Kia Venga (un monovolumen para competir en el segmento creado por el Chevrolet Meriva).

Ford, con sus modelos C-Max y C Grand-Max también se prepara para dar batalla en el segmento de los monovolúmenes pequeños, aunque la versión alargada presenta una interesante concepción de siete plazas, lo cual le suma una gran versatilidad de uso.

Todos esperan un muy buen 2010 y un futuro siempre en progreso; por eso, a pesar de los nubarrones que había en los días anteriores a la muestra alemana, está claro que 82 novedades mundiales son un ejemplo contundente de la industria automotriz.

Los autos ecológicos dominan la escena en Francfort. Uno de los más eficientes y llamativos es el Volkswagen L1. Parece ser diseñado para alguna película del futuro como «Blade Runner» o «Robocop».

Este automóvil concepto es único en el mundo. Con capacidad para el conductor y acompañante, gracias a la carrocería de fibra de carbono sólo pesa 380 kilogramos y es propulsado por dos motores: un nuevo turbodiésel TDI de dos cilindros con 39 CV y un motor eléctrico de 14 CV alimentado por una batería de iones de litio que puede servir al motor diésel en aceleración, recargar las baterías mediante el sistema de recuperación de la energía durante las frenadas o simplemente movilizar el auto en forma totalmente eléctrica para trayectos cortos en ciudad. Sin duda, esta combinación será el futuro del automóvil. Muchas marcas presentan diversos prototipos con este tipo de tecnología o similar.

Con un consumo medio de 1,38 litro de diésel se convierte en el auto más económico del mundo.

Además, alcanza una velocidad de 160 kilómetros por hora, tiene un coeficiente de resistencia al aire muy bajo (Cx 0,19) y utiliza una caja de doble embrague con siete marchas.

Tiene una autonomía promedio de 670 kilómetros.

Para la Argentina, la gran atracción es el Renault Fluence. Fabricado en Turquía, será el próximo auto que la firma francesa va a fabricar en el último trimestre de 2010. De los autos exhibidos en Alemania, es el único que tiene asegurada su fabricación en nuestro país.

Dos hechos históricos se pueden ver en la muestra alemana. Uno de ellos es la versión definitiva del Citroën DS3, con el cual la compañía crea por primera vez una línea lujosa aparte, que tendrá nuevas variantes como el DS4 y DS5 en salones de venta diferenciados. La otra gran sorpresa es el Peugeot 5008, un monovolumen grande que comparte plataforma con el Citroën C4 Grand Picasso. Junto con el 3008 presentado hace unos meses en Dubrovnik, Croacia, son los primeros monovolúmenes de la marca francesa.

Dejá tu comentario