4 de junio 2013 - 00:00

Gabinete: Defensa toma Seguridad y Rossi llama a funcionarios de Garré

Cristina de Kirchner les tomó juramento ayer a Agustín Rossi y Arturo Puricelli como nuevos ministros. Julián DomÍnguez supervisa el acto.
Cristina de Kirchner les tomó juramento ayer a Agustín Rossi y Arturo Puricelli como nuevos ministros. Julián DomÍnguez supervisa el acto.
Se completó ayer en la Casa Rosada el cambio de gabinete que Cristina de Kirchner programó antes de la campaña electoral. La Presidente les tomó juramento a Agustín Rossi y Arturo Puricelli como nuevos ministros de Defensa y de Seguridad durante una ceremonia en el Salón Blanco .

Rossi fue el primero en jurar bajo la fórmula "por Dios y por la Patria". El exjefe del bloque kirchnerista de Diputados llegó a la Rosada con apoyo propio: en el salón primaron los militantes que viajaron desde Santa Fe.

El mismo protocolo eligió Puricelli para aceptar la designación para reemplazar a la saliente ministra Nilda Garré, quien va como embajadora argentina ante la OEA.

Junto con la ceremonia se definieron los cambios en cada ministerio. Puricelli se lleva a Seguridad casi todo el equipo que lo acompañó en Defensa. Mauro Vega pasa a la Secretaría de Planificación, cargo similar al que mantenía en Defensa, como Carlos Esquivel, que seguirá siendo el jefe de Gabinete de Puricelli.

El mismo camino siguió Arturo Puricelli, sobrino del ministro, que pasa de la Secretaría de Coordinación de un ministerio a otro. Como es obvio, en la Secretaría de Seguridad fue confirmado Sergio Berni. Puricelli se lleva también a Seguridad a Carlos Pérez Rasetti, quien tiene experiencia en Santa Cruz como funcionario de Néstor Kirchner y pasó también por el Frepaso, lo que le permitió conocer más de cerca a Berni. Se lo conoce también como experto en literatura de ciencia ficción y por su paso por la comisión de evaluación universitaria.

Destino

En Defensa la situación es distinta. Oscar Cuattromo deja la Secretaría de Estrategia y Asuntos Militares y aún no le han encontrado destino.

A ese puesto va Ileana Arduino, una funcionaria que respondió a Garré y que va a Defensa desde la Subsecretaría de Articulación con los Poderes Judiciales y los Ministerios Públicos del Ministerio de Seguridad.

A esos cambios se suma la decisión de reducir la Secretaría de Asuntos Internacionales de Defensa, que pasa a ser una subsecretaría, el nombramiento en la Secretaría de Planificación de ese mismo ministerio de Santiago Rodríguez, que viene de Fabricaciones Militares.

La ceremonia de jura de los ministros duró ayer menos de cinco minutos. El Salón Blanco estuvo colmado de dirigentes oficialistas, además de ministros y secretarios del gabinete, como la nueva jefa del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, quien asume formalmente hoy en su cargo, y el presidente de Diputados, Julián Domínguez.

Los rodeaban la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; la madre de Marita Verón, Susana Trimarco; el secretario general de la CGT, Antonio Caló; el de la CTA, Hugo Yasky; Eduardo de Pedro, Andrés Larroque, Carlos Kunkel, Diana Conti, Daniel Filmus, Horacio Pietragalla, Jorge Rivas, Miguel Ángel Pichetto y Edgardo de Petri.

En primera fila también estuvieron el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el de Seguridad, Sergio Berni; el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, el diputado provincial Fernando Navarro, del Movimiento Evita, y Luis D'Elía.

En su camino al ministerio, Rossi dejó una vacante en Diputados que ahora será ocupada por el periodista santafesino Juan Carlos Bettanín, quien jurará en la próxima sesión de Diputados.

Rossi inició su carrera legislativa en 1987 cuando fue electo concejal de Rosario hasta 1991, año en que ocupó la presidencia del Concejo Deliberante local. En 2002 regresó a sus funciones como concejal y en los períodos 2004 y 2005 presidió ese concejo.

En ese año es electo diputado nacional y pasa a ocupar, en un hecno inédito ya que el protocolo del Congreso hasta ese momento no habilitaba jefaturas a los recién llegados, la presidencia del bloque kirchnerista, que el viernes pasado dejó en manos de Di Tullio.

Puricelli asumió como gobernador de Santa Cruz en 1983 y en su gestión incorporó a Néstor Kirchner como presidente de la Caja de Previsión Social de Río Gallegos como forma de tender un puente con otros sectores del peronismo santacruceño.

Luego de completar su mandato, Puricelli ocupó una banca como diputado nacional y a mediados de la década del 90 volvió a la provincia como legislador local. Regresó al Gobierno nacional de la mano de Eduardo Duhalde, que lo nombró secretario de Asuntos Provinciales hasta que se ocupó de Fabricaciones Militares durante la gestión del kirchnerismo, que en 2010 lo designó como ministro de Defensa.

Dejá tu comentario