Gimnasia perdió y está obligado a ganar

Edición Impresa

Un gol en contra de Oliver Benítez le dio un triunfo a San Martín de San Juan ante Gimnasia que tendrá que revalidar el jueves en La Plata.

En un partido muy trabado y con pocas situaciones de gol, un desborde por derecha del brasileño Roverbal terminó en un centro que encontró la cintura de Oliver Benítez para desviarla y dejar sin chances a Fernando Monetti.

Gimnasia volvió a demostrar la falta de contundencia ofensiva, a pesar de ser, de los dos, el que más intentó. Los sanjuaninos hicieron un planteo inteligente, poniendo mucha gente en la mitad de la cancha y teniendo dos conductores: Roberval y Raúl Quiroga para manejar la pelota y buscar la contundencia de Sebastián Penco.

En ese marco, el partido se trabó en la mitad de la cancha y sólo tuvo cambio de ritmo cuando tomaban la pelota Lucas Castro de un lado y los nombrados Quiroga y Roberval del otro.

A San Martín le faltó vocación ofensiva para buscar ampliar el marcador, mientras que Gimnasia (con la salida prematura de Claudio Graf, lesionado) no tuvo presencia en el área y algunos toques de calidad de Guillermo Barros Schelotto no fueron aprovechados por un inmóvil Jorge Córdoba.

Gimnasia ahora tiene que ganar por la mínima diferencia en La Plata para mantener la categoría, pero para eso tiene que marcar un gol. En cambio, San Martín asciende con el empate y se tiene mucha fe para conseguirlo.

Dejá tu comentario