Giro: desprocesan a los Schoklender

Edición Impresa

La causa contra los hermanos Sergio y Pablo Schoklender por presunto desvío de fondos de la fundación Madres de Plaza de Mayo volvió a su punto de inicio al ser anulados por la Cámara Federal los procesamientos dictados por el juez Norberto Oyarbide, quien además fue apartado del expediente por el tribunal. El sumario quedó a cargo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien investiga supuestas irregularidades en el otorgamiento de fondos por parte de funcionarios a favor de la fundación cuando los hermanos eran apoderados.

El mayor de los Schoklender le dijo a este diario que volverá a impulsar el juicio político contra Oyarbide y consideró que la resolución que lo favoreció fue "una cachetada del Poder Judicial al Gobierno" derivada de la disputa por los proyectos de reforma que no pasaron el filtro de la Corte Suprema. El hasta ahora principal acusado sostuvo que en adelante "los jueces serán más independientes" y en esa línea advirtió que "deberán preocuparse Cristina (de Kirchner) y (el ministro de Planificación) Julio De Vido".

La Sala I de la Cámara Federal decretó la nulidad de los procesamientos contra los hermanos y otros 64 sospechosos por entender que Oyarbide les achacó "imputaciones genéricas" y tuvo "falta de precisión" en el manejo de la investigación. Los camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero anularon también las declaraciones indagatorias.

El expediente arrancó poco después de que en mayo de 2011 Sergio Schoklender renunciara a su cargo de apoderado de la fundación, que por entonces llevaba adelante el proyecto "Sueños Compartidos" de construcción de viviendas sociales con fondos públicos. Los hermanos salieron de la organización de derechos humanos tras un enfrentamiento con su titular, Hebe de Bonafini, cuya hija, Alejandra, llegó a ser indagada por Oyarbide.

Los Schoklender y el contador Alejandro Got-kin estuvieron presos en dos ocasiones por orden del juez de primera instancia y luego fueron excarcelados por orden de la misma sala del tribunal.

La Cámara cuestionó que Oyarbide no precisara "cuáles son los hechos atribuidos" a los acusados ni "cada uno de los actos de desvío que integrarían la defraudación por administración fraudulenta". Al procesar a los imputados, el juez les había endilgado un desvío multimillonario de recursos públicos que, luego de ingresar a las Madres, terminaban en cuentas de empresas como Meldorek y Antártica, ligadas a los hermanos y a socios y allegados suyos.

"Resulta relevante destacar que los serios defectos que hemos advertido en las imputaciones cursadas no son sino el reflejo de una investigación igualmente defectuosa que, ya desde sus inicios, evidenció un direccionamiento erróneo -o bien, la ausencia de éste-, que alertaba sobre el riesgo del fracaso de la pesquisa", apuntaron los camaristas. Y dispusieron la salida de Oyarbide de la causa al endilgarle "falta de racionalidad" en su forma de tramitarla.

Sergio Schoklender dijo que hoy irá a Tribunales para notificarse de la resolución y dialogar con la defensora oficial Perla Martínez.

Dejá tu comentario