Giro: dice Gobierno que Macri debería recibir a la Federal

Edición Impresa

Un giro sorprendente manifestó ayer el Gobierno nacional por boca del secretario de Seguridad, Sergio Berni, cuando en medio de la polémica sobre el traspaso de los subterráneos a la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo que Mauricio Macri debería hacerse cargo de la Policía Federal. Algo injusto, si se tiene en cuenta que fue el primer reclamo del jefe porteño cuando asumió su cargo en 2007. Ante la negativa de esa transferencia, el Gobierno le concedió que el Congreso modificara la llamada ley Cafiero -que acotó la autonomía de la Capital Federal- para permitir que la Ciudad de Buenos Aires contara con fuerza de seguridad propia. Así, Macri armó la Policía Metropolitana, más allá de su atropellado debut, que hoy mantiene al mandatario procesado por supuestas escuchas ilegales.

Como fuera, Berni aseguró que «la Policía Federal debería estar en manos del Gobierno de la Ciudad», y que Macri «no quiso hacerse cargo».

Berni explicó que el traspaso de parte de la Policía Federal no se concretó porque Macri «quiere los recursos y cada provincia tiene que determinar sus propios recursos». En ese sentido, Macri, como también lo reclamó en su momento Fernando de la Rúa y luego Aníbal Ibarra, ni más ni menos pedía el cumplimiento de las normas que estipularon, cuando la Ciudad adquirió el status de «autónoma», que todas las transferencias deberían hacerse con los recursos correspondientes. Después de todo, las provincias argentinas cuentan con un sistema de coparticipación automática (también asignaciones discrecionales), mientras que la Ciudad de Buenos Aires recibe sólo el 1,4% de coparticipación desde que Ibarra hizo ese acuerdo con el expresidente Eduardo Duhalde condensando en ese porcentaje algunos montos que transfería la Nación al distrito. La contrapartida de ese monto flaco siempre es que la Nación paga la Policía y la Justicia de la Ciudad. En ese caso, al traspasarse esos servicios se deberían sumar puntos de coparticipación, que es lo que el Gobierno nacional no toma en cuenta, casi como devolviéndoles a los porteños ese rechazo que le manifiestan en las urnas al kirchnerismo.

«Imagínense si el presidente Néstor Kirchner, cuando en 2003 asumió la presidencia, no se hubiera querido hacer cargo de los 8 millones de personas desocupadas, de los colegios que no funcionaban, de volver a darle el valor a la moneda -porque había casi 11 cuasi monedas dando vuelta por el país-; imagínense al ingeniero Macri si hubiera tenido que resolver todo eso, no se hubiera querido hacer cargo nunca», disparó Berni.

Es que la decisión de Macri de armar una Policía propia con recursos propios hoy se ve como un precedente inapropiado, ya que rechazó otro de los reclamos clásicos de los jefes de Gobierno, como tomar el control de los subtes, argumentando el tema de los fondos.

«Todas las semanas nos juntamos y programamos algunas actividades; está bien que la Policía Metropolitana está en formación, es muy chiquitita, pero no por eso la dejamos de lado y todo lo que pueda aportar a la seguridad en la Capital, bienvenido sea», agregó el responsable de la Seguridad ante micrófonos de radio.

Sin embargo, Berni aclaró que el tema del traspaso de la Policía quedó «fuera de agenda», ya que «fue tratado en su momento».

«El ingeniero Macri no se quiso hacer cargo, como no se quiere ahora hacer cargo de los subtes, como no se quiere hacer cargo del transporte público, como no se quiere hacer cargo de resolver los problemas», insistió el funcionario y consideró que el kirchnerismo tiene «importantes diferencias ideológicas» con Macri, porque él «quiere los recursos y cada provincia tiene que determinar sus propios recursos».

Dejá tu comentario