16 de junio 2009 - 00:00

Giro de estrategia Carrió: ahora, el interior de Bs. As.

Elisa Carrió ahora recorrerá el Gran Buenos Aires.
Elisa Carrió ahora recorrerá el Gran Buenos Aires.
Elisa Carrió terminó ayer su campaña por el interior del país. De ahora en más no se moverá de la Capital Federal y el primero y segundo cordón del conurbano, la zona donde las mediciones están siendo más inclementes con la lista que encabezan Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín.

La estrategia del Acuerdo Cívico y Social será, de ahora en más, tratar de impedir la polarización entre Néstor Kirchner y Francisco de Narváez, que, según reconocen en el propio búnker de los radicales, se ha ido alimentando de votos que hace un mes estaban seguros para Stolbizer.

Decisiones

Pero esa estrategia exige otras decisiones como, por ejemplo, conseguir que se cierre de una vez por todas el conflicto con Julio Cobos que arrancó la semana pasada, cuando el vicepresidente se reunió con De Narváez en su despacho y le dio su apoyo en la pelea judicial que mantiene con el juez Federico Faggionato Márquez.

Esa pelea fue, quizá, la que más ayudó a expulsar votos hacia el peronismo disidente, inclusive a costa de complicar a Mario Barbieri, el tercer candidato en la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires con el que Cobos acompañó al Acuerdo Cívico y Social. De ahí la necesidad de hacer las paces.

Ayer, en el último viaje al interior de esta campaña, tanto Morales como Carrió intentaron bajarle el tono a esa disputa: «No se preocupen por algunas actitudes confusas, porque saben que esto es difícil. Nosotros llevamos un mensaje a la militancia, para que se queden tranquilos». Lo dijo desde Sáenz Peña, en Chaco, que junto con Formosa y Corrientes fueron las últimas tres provincias que eligió para finalizar la campaña nacional.

Los problemas para el Acuerdo Cívico y Social en la provincia de Buenos Aires no se limitan sólo a la competencia con De Narváez, sino que se deben también a los ajustes propios de la fuerza. Ayer, Morales reconoció que existe el peligro de que no todo el radicalismo bonaerense acompañe con fiscales y apoyo táctico la elección del 28 de junio.

No lo mencionó, pero se refería a los problemas que aún persisten para que sectores de la UCR, como el liderado por Leopoldo Moreau, que se resistieron al acuerdo con Stolbizer, ahora trabajen a fondo en la elección. La falta de fiscales pasó así a ser un conflicto, inclusive dentro de la interna UCR.

De ahí que ayer Carrió insistiera con el tema: «El desafío heroico es hasta las 2 de la mañana; esa noche va a ser difícil. Estamos seguros de que vamos a ganar en la provincia de Buenos Aires por una cabeza y, en Capital Federal, estamos cerca del empate». Fue otro giro de su ruego insistente para que los fiscales no abandonen las mesas hasta que termine el recuento de votos y acompañen las urnas hasta que se haga cargo la Justicia electoral.

Dejá tu comentario