Gobernadores llevan ante Cristina queja por las retenciones

Edición Impresa

Los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Santa Fe, Hermes Binner; y de Córdoba, Juan Schiaretti, se sumaron a los reclamos para que se incluya la problemática del campo en la agenda del Gobierno nacional. La sugerencia es importante en el contexto de la presión que por estos días ejercen sobre la Casa Rosada el santafesino Binner y el cordobés Schiaretti, para que se suspendan por 180 días las retenciones a los productores más afectados por la sequía. Un reclamo que, en rigor, también ejercen el catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral, y el chubutense Mario Das Neves.
Ayer, desde España, el propio Scioli -que acompaña a Cristina de Kirchner en la visita oficial-, dijo que «sería bueno que se sume el campo, como un protagonista también central» del pacto social que pergeña contra la corriente el Gobierno. Para el gobernador el tema de alimentos es estratégico, dado que se trata de un sector con «grandes posibilidades y oportunidades» de producir agregando valor y «generando empleo».
«Es muy bueno que se pueda articular un Consejo con los distintos actores de la vida productiva», remarcó.
Incluso, el bonaerense estimó que en el tema específico de las retenciones «se avanzará cuando se despolitice el tema», algo difícil de pensar en un momento en el que el conflicto con el campo se instaló como ítem central en la agenda política nacional.
Más concreto, en cambio, será el planteo que llevará el socialista de Santa Fe el jueves ante la propia Presidente. El mandatario tiene agendado un encuentro en Buenos Aires para reiterarle su pedido que se suspendan las retenciones y el IVA a 20 productos básicos y se devuelva a los empresarios los bonos de capital y derechos de exportación.
«Reclamamos un shock de confianza y de optimismo para que verdaderamente comencemos a producir y a trabajar», insistió Binner a su regreso de México, a donde viajó junto a Schiaretti y el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, para participar de una exposixión del campo en Sinaloa.
Necesidades
La misma línea sigue el cordobés, aunque a diferencia de su par santafesino evita confrontar directamente con el matrimonio presidencial en este tema en virtud de su fidelidad política y de sus necesidades electorales.
Sin embargo, repitió desde su provincia un mensaje sin vueltas: «Bajen las retenciones a la soja, liberen las exportaciones de carne y de leche, y garanticen un precio adecuado al tambero».
Scioli, en cambio, advirtió que no se sumará a la polémica por la eliminación de las retenciones, y sostuvo que «no solamente el campo tiene sus justas urgencias por la sequía sino también hay que apuntalar a la industria».
«Yo no me voy a sumar a la polémica por ese tema porque es un tema muy sensible que hay que abordarlo con mucha responsabilidad», respondió Scioli.
También terció en la polémica el chubutense Mario Das Neves. Sin pedir una rebaja de las retenciones criticó la forma en que el Gobierno nacional aumentó el tributo sobre las exportaciones. «Las retenciones fueron un mecanismo que me pareció de correcto uso cuando se implantó. Lo que cuestiono, que no me gusta, es que metan la mano de un día para otro», declaró.
Por último, el pampeano Oscar Jorge, alineado con el kirchnerismo, se enfrenta a una disyuntiva. Por un lado evitó pronunciarse sobre la necesidad de reformular las retenciones y, por el otro, acordó con las entidades del campo de su provincia una suerte de tregua a cambio de interceder ante el Gobierno nacional en esta difícil problemática. Habrá que esperar.

Dejá tu comentario