Hackers atacan a EE.UU.: los sufre Michelle Obama

Edición Impresa

TM Washington - Hasta la primera dama estadounidense, Michelle Obama, fue víctima de los piratas informáticos que, esta vez, no se han detenido ni siquiera ante las puertas de la Casa Blanca.

En la mira de los hackers" han caído celebridades

de Hollywood, destacados políticos de Washington, de Hillary Clinton a Joe Biden, y hasta el jefe del FBI.


A la "first lady" le robaron sus números de la seguridad social y del teléfono, así como informaciones bancarias y direcciones de domicilio de antes de trasladarse a la Casa Blanca.

Toda la información robada fue publicada en una página web exposed.su y, por curiosa coincidencia, todo salió a la luz justo en el día en que se habla de pruebas de deshielo entre Washington y Pekín en el frente de la piratería informática.

A primera vista el hacker que se introdujo en la vida privada de Michelle no parece ser un fan de su marido, el actual presidente estadounidense Barack Obama. Y es que en la página dedicada a la primera dama aparece la frase: "Es culpa de tu marido pero te amo todavía".

En total son 18 las celebridades cuyos datos confidenciales, como detalles de cuentas corrientes, números de tarjetas de crédito y de seguridad social, han sido publicados.

Además de Michelle, están estrellas de la música como Beyoncé y su marido Jay-Z, o del cine como Mel Gibson y Arnold Schwarzenegger. También celebridades del mundo de la televisión como Ashton Kutcher, Britney Spears y el wrestler Hulk Hogan.

Fueron pirateados algunos datos también del multimillonario Donald Trump. Pero entre las víctimas figuran miembros de primer nivel como la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el vicepresidente Joe Biden.

Según la cadena CNN, un vocero de los servicios secretos, Brian Leary, confirmó que el FBI está investigando sobre cómo las informaciones personales de Michelle Obama y otras personalidades acabaron en internet, aunque no dio más detalles.

También la Policía de Los Angeles está trabajando en el caso con investigadores federales.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario