27 de marzo 2012 - 00:00

Inicio yendo al revés

Inicio yendo al revés
Quedó muy expuesto, aislado, el indicador de Buenos Aires y presentando la indeseada nota de actuar en reversa, notoriamente al contrario de un lunes global con ascensos generales -y muy marcados- en casi todos los recintos bursátiles. En Europa, quedó Madrid como un «patito feo», pero el resto de la comunidad se colocó en posición de avance. Probablemente todos comsumiendo palabras desde la «Reserva Federal», donde se advierte la clásica señal política (elecciones en ciernes) para procurar alguna nueva inyección de «esteroides» en la economía y bajar el desempleo. (Rostros felices votan oficialismos, los fruncidos votan en contra).

Lo concreto es que tal mensaje hizo que el Dow se anotara con el 1,23% de suba -para borrar rápido los tropezones, consecutivos, de la semana pasada-, un poco más arriba le hizo eco el Bovespa, con el 1,32% de alza.

Todo lo que llegó importado pareció ser frenado en una «aduana» virtual, porque el Merval se sumió en un microclima que no le dejó buenos resultados.

Mínimo de «2656», máximo en «2719» y cierre de «2691» -volviendo a perder la centena superior- con diferencias de «44» a «33», en papeles con alzas y bajas, dentro de un indicador mayor que bajó el 0,74 por ciento.

Varios casos de resonancia, con caídas de precios entre líderes, acento en «bancos» y «energía» (con Edenor y Transener en zona de casi un 7%) develando que hay esencias: que soportan inclemencias de orden doméstico. Semana que abrió turbulencia en el ámbito local, capaz de disipar toda señal positiva llegada desde afuera. El volumen en más de $ 89 millones, en acciones, demostrando que la oferta se movió nerviosa y ya sin cerrar filas. La Bolsa, preocupada.

Dejá tu comentario