Irak: premier sobrevivió a un ataque con drones

Edición Impresa

Bagdad - El primer ministro de Irak, Mustafá al Kazimi, salió ileso de un “intento de asesinato” con drones explosivos contra su residencia en Bagdad en la madrugada de ayer, después de días de disturbios entre fuerzas de seguridad y grupos proiraníes.

“Mi residencia ha sido blanco de una agresión cobarde. Estoy bien, gracias a Dios, así como quienes trabajan conmigo”, declaró en un corto video, en el que se le ve sentado en un escritorio.

Una fuente de seguridad señaló que “dos miembros de la guardia personal presidencial resultaron heridos”, sin precisar su gravedad.

El intento de asesinato contra el primer ministro iraquí fue llevado a cabo con “tres drones, dos de los cuales fueron derribados” por la guardia personal de Mustafa al Kazimi, indicaron dos fuentes de seguridad. El tercero explotó su carga contra la residencia, hiriendo a dos guardaespaldas de Kazimi, quien resultó ileso.

Los tres aparatos “fueron lanzados desde un lugar cercano al Puente de la República” antes de dirigirse a la Zona Verde, una zona superprotegida de Bagdad donde está ubicada la residencia del primer ministro así como la embajada estadounidense, dijo una de esas fuentes.

El ataque contra Kazimi, en el poder desde mayo de 2020, no fue reivindicado de inmediato. Este pidió por Twitter poco después del ataque “calma y moderación de parte de todos por el bien de Irak”.

Peligro

El presidente iraquí, Barham Saleh, denunció un “intento de derrocar el orden constitucional”.

Las condenas también llegaron desde el extranjero. Washington lo considera como “un acto aparente de terrorismo” y afirmó haber propuesto su ayuda en la investigación. Francia denunció “con la mayor firmeza” el ataque.

Irán llamó a “la vigilancia para descubrir los complots que amenazan la seguridad” en Irak, una alusión velada a Estados Unidos, cuyas relaciones con Teherán son muy tensas.

Dejá tu comentario