Juez Lijo retiene control en la trama Ciccone

Edición Impresa

La Cámara Federal confirmó ayer al juez federal Ariel Lijo a cargo de la causa que investiga la venta de la empresa Ciccone Calcográfica. El fallo de la Sala I de la Cámara fue por unanimidad para rechazar la recusación contra Lijo que se había interpuesto en marzo.

Ese pedido había sido presentado por el letrado Maximiliano Rusconi, quien defiende al empresario y exdueño de la empresa Nicolás Ciccone, y la Cámara había llamado a una audiencia para definir el apartamiento de Lijo, quien seguirá al frente de la causa.

El abogado recusó al magistrado tras cuestionar que sacara a su defendido de la posición de querellante y lo pusiera como imputado.

El eje del planteo de Rusconi es que Lijo en ningún momento consideró las pruebas aportadas por Ciccone y tampoco se desempeñó con imparcialidad.

Ahora Lijo espera también que su colega, el juez Sebastián Casanello, acepte el pedido del fiscal Carlos Rívolo de remitirle los expedientes de la investigación sobre la renegociación presuntamente irregular de la deuda de la provincia de Formosa y anexarla a la causa Ciccone.

En esa investigación, Casanello indagó al empresario Alejandro Vandenbroele, por haber sido presidente de la empresa The Old Fund, la que intervino en la renegociación de la deuda de Formosa con el Estado nacional.

Rívolo reclamó ayer que la causa contra Alejandro Vandenbroele por la renegociación presuntamente irregular de la deuda formoseña se acumule con el caso Ciccone. En este caso también fue citado Jorge Ubaldo Melchor, presidente de Fonfipro (Fondo Fiduciario Provincial de Formosa), pero esa convocatoria se pospuso en función de un pedido de prórroga que hizo a la espera de que se defina la competencia de la causa.

Dejá tu comentario